Arranca la Agrupación de la Asociación de Producción Integrada con Denominación de Origen Sierra de Segura

Actualizado 17/06/2010 16:13:34 CET

JAÉN, 17 Jun. (EUROPA PRESS) - La Agrupación de la Asociación de Producción Integrada con Denominación de Origen Sierra de Segura ya ha sido inscrita en el Registro de Producción Integrada de Andalucía. Esta entidad, impulsada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra de Segura, finalmente ha conseguido el reconocimiento como Agrupación de Producción Integrada después de un "largo" proceso burocrático.

La API consta de 540 hectáreas de olivar repartidas entre los municipios jiennenses de Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Puente Génave, La Puerta de Segura, Siles y Villarrodrigo. Además, varias cooperativas y agricultores de la Denominación han mostrado su interés por integrarse en este proyecto el próximo año.

El secretario del CRDO Sierra de Segura, Franciso Moreno, afirmó en un comunicado que el objetivo es aumentar el volumen de hectáreas acogidas a producción integrada para el año que viene con el fin de disminuir costes, optar a más subvenciones y lograr que el coste por hectárea sea lo más ventajoso posible para el agricultor.

"La creación de la Agrupación de Producción Integrada en la Sierra de Segura no hubiera sido posible sin la apuesta decidida de los agricultores asociados, por lo que aprovecho para agradecer el esfuerzo económico y perspectiva de futuro de los olivareros que han decidido formar parte de la API en este primer año de funcionamiento", manifestó.

Además, el Consejo Regulador informó de que ya está abierto el plazo de inscripción para el año que viene, por lo que los agricultores y almazaras tienen hasta el mes de octubre para formalizar su solicitud. La producción integrada se basa en el uso optimizado de los recursos buscando la eficiencia económica de la explotación y el respecto al medio ambiente y que la explotación sea a medio y largo plazo rentable y sostenible.

La dosificación de productos fitosanitarios, abonos y fertilizantes, el uso de agua de riego o el control de cubiertas se realiza en base a unos criterios de eficiencia y con supervisión técnica. Moreno indicó que ser productor integrado no tiene por qué suponer un gasto económico, sino que, en muchas ocasiones, supone un ahorro de costes. Esto se debe a que el asesoramiento recibido por parte del técnico de la API evita tratamientos que no son necesarios o impide utilizar dosis de productos demasiado elevadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies