Junta pone a disposición del sector vitivinícola nuevas líneas de apoyo para mejorar su competitividad

Actualizado 21/03/2009 13:17:45 CET

HUELVA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía ha puesto a disposición del sector vitivinícola nuevas líneas de apoyo, entre las que se encuentran la promoción en los mercados de terceros países, la reestructuración y reconversión de viñedos, la eliminación de subproductos, la destilación de alcohol para uso de boca y la destilación de crisis que, reguladas en el Real Decreto 244/2009 de 27 de febrero, están dirigidas a contribuir a la mejora de la competitividad.

Según explicó a Europa Press la delegada de Agricultura y Pesca en Huelva, Esperanza Cortés, algunas de estas medidas de apoyo ya se han puesto en marcha, como son las destinadas a la destilación de alcohol para uso de boca, "de la que ya se ha procedido a sus solicitudes por parte del sector".

Ahora, por orden de 11 de marzo de 2009 se ha convocado las ayudas para la promoción en mercados de terceros países de los vinos producidos en la comunidad autónoma andaluza. "Una medida, según explicó Cortés, que "persigue fomentar el conocimiento de las características y cualidades de los vinos españoles con el objeto de contribuir a la mejora de su posición competitiva y a la consolidación o apertura de nuevos mercados en terceros países", que será gestionada conjuntamente por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), y las comunidades autónomas.

Los proyectos presentados pueden ser para los próximos tres años y, entre sus acciones y actividades de promoción pueden incluir medidas de promoción y publicidad, campañas comerciales; participación en ferias y exposiciones; encuentros empresariales; jornadas, seminarios, catas y estudios de nuevos mercados.

La previsión económica para estos tres años sería para todo el Estado español de 16 millones de euros para el año 2009, 32 millones para 2010, y otros 32 millones de euros para el año 2011.

Los beneficiarios de estas ayudas, cuya solicitud finaliza el próximo 24 de marzo, pueden ser empresas vinícolas, organizaciones de productores, órganos de gestión y de representación de las indicaciones geográficas, asociaciones de exportadores y consorcios de exportación.

Por último, Cortés concluyó que con estas ayudas las empresas vinícolas "tienen ante sí el reto y la oportunidad de promover sus productos fuera de nuestras fronteras buscando un mayor valor añadido al vino y, en definitiva, tratar de hacer rentable este cultivo".