Unas 18 familias de La Chanca autorreparan sus viviendas y consiguen compensar 5.000 euros en sus alquileres

Actualizado 06/07/2015 12:32:29 CET

ALMERÍA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una 18 familias del almeriense barrio de La Chanca han accedido a participar en un programa piloto impulsado por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de la Junta de Andalucía con el que, mediante la ejecución de tareas de autorreparación de sus casas y otros espacios comunes, compensarán 5.000 euros en sus alquileres.

Según han indicado fuentes de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía a Europa Press, este programa permitirá a los inquilinos compensar su deuda de alquiler mediante la ejecución tareas de pintura en la fachada y elementos comunes interiores. Asimismo, tendrán que dividir un local anexo al inmueble para crear 18 trasteros y un espacio para reuniones y actividades comunitarias.

Estos trabajos les permitirán desprenderse de una deuda que ronda los 5.000 euros, según consta en el convenio de colaboración suscrito con la comunidad. Por el momento, ya se han ejecutado las obras de pintura, para lo que la AVRA suministró el material. Queda por ejecutar la obra de división y adecuación del local, que se realizará en septiembre bajo un plazo estimado de dos meses.

En el proceso de obras se ha realizado un exhaustivo seguimiento tanto por parte de las trabajadoras sociales como del personal técnico de la gerencia de Almería. Ese seguimiento ha quedado plasmado en las fichas abiertas a cada familia, con el fin de determinar el grado de compensación que se aplicará a cada una de ellas en sus rentas, en función del trabajo realizado.

Según indican desde la Agencia, los vecinos están "muy satisfechos" tanto con el trabajo realizado como con el sistema aplicado, que les compensará alquiler pendiente y futuro, hasta un total de 5.000 euros. Tras esta experiencia piloto, en la segunda fase serán 162 familias las que podrán reducir las deudas que mantienen con la Junta en concepto de rentas por el alquiler de las viviendas en las que residen o compensarlas, si están en esta obligación, mediante la aportación de su trabajo.

En las ocho provincias andaluzas, donde la administración andaluza trabajará de la mano de las comunidades de vecinos y a la que también pueden sumarse los ayuntamientos, las actuaciones estarán finalizadas en el presente año y una vez analizados los resultados, si siguen el camino emprendido por las experiencias piloto, se extenderá a otras promociones de viviendas públicas.

El punto de partida para el desarrollo de estos trabajos ha sido convocar a los vecinos para informarles de la iniciativa, solicitar su colaboración, estudiar la situación real que motivaba el impago, seleccionar a las familias e iniciar cursos de formación dirigidos por personal técnico. Para poner en marcha experiencias de este tipo es necesario que confluyan una serie de condiciones, como una organización vecinal adecuada, un buen clima de convivencia entre el vecindario y, a ser posible, disposición por parte de los ayuntamientos a colaborar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies