El alcalde aboga por un pacto local por el agua para garantizar la eficiencia y la eficacia en su gestión

Actualizado 05/06/2014 19:45:04 CET

Rodríguez-Comendador ha participado en las Jornadas 'La necesaria eficiencia de la gestión del agua en regiones áridas'

ALMERÍA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha indicado este jueves que "la voluntad del Ayuntamiento es la de pilotar un pacto local por el agua, abierto a todos los sectores productivos, empresariales y sociales de la capital, destinado a garantizar la eficacia y la eficiencia en la gestión y administración del bien más precioso que tenemos en Almería y que no es otro que el agua".

Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, Rodríguez-Comendador ha hecho estas declaraciones durante el desarrollo de la Jornada 'La necesaria eficiencia de la gestión del agua en regiones áridas', organizada por La Voz de Almería y Aqualia, que ha tenido lugar en el Gran Hotel.

En su intervención, el primer edil ha explicado que su intención es "sentar las bases del diálogo y la acción que nos permitan trazar estrategias que tendrían cuatro ejes bien definidos".

El primero, la doble aportación de caudales del abastecimiento capitalino entre los Pozos de Bernal y la desaladora; el segundo, la necesaria reutilización de los vertidos del secundario en la agricultura del término municipal y en el mantenimiento de nuestras zonas verdes, y que el coste de esa reutilización no suponga incrementos de precio de nuestros productos.

En tercer lugar, el alcalde ha apostado por "la búsqueda de un consenso político municipal que evite la demagogia y el oportunismo a la hora de aplicar soluciones de compromiso social en los casos en los que existan verdaderas dificultades a la hora de afrontar el recibo mensual".

"El Ayuntamiento ya viene aplicando estas medidas desde hace tiempo con absoluta normalidad y rechazamos que de un asunto sensible se pueda pretender hacer argumentación partidista", ha añadido.

Por último, ha subrayado el compromiso de seguir manteniendo la atención presupuestaria necesaria desde el Ayuntamiento para seguir invirtiendo en obras nuevas y mantenimiento de la ya acometida en materia de saneamiento y distribución de agua.

En este sentido, Rodríguez-Comendador ha indicado que es fundamental para Almería que de una vez por todas se aborde la solución al problema de la desaladora del Bobar. "Estamos hablando de unas obras de ampliación que tenían que estar listas hace ya diez años por parte de la Junta de Andalucía, un retraso que está suponiendo graves problemas en la desembocadura del Andarax", ha apuntado.

El alcalde ha concluido reiterando, no obstante, "la voluntad permanente del Ayuntamiento en el diálogo y colaboración para resolver éste y cuantos problemas puedan cruzarse en el objetivo común de despejar el futuro del agua de Almería".

MEJORAS MUNICIPALES

En las jornadas también ha participado el concejal del Área de Fomento y Servicios Ciudadanos del Ayuntamiento de Almería, Manuel Guzmán, que ha centrado su intervención en las mejoras que se han realizado por parte del Ayuntamiento tanto en la prestación del servicio como en el avance hacia una sostenibilidad medioambiental, que ha calificado como "uno de los empeños fundamentales del Ayuntamiento de Almería, en los que estamos centrando buena parte de nuestros esfuerzos".

Guzmán ha explicado que para ello "hemos puesto en marcha una serie de iniciativas y actuaciones que, a grandes rasgos, podríamos resumir en cuatro líneas de actuación fundamentalmente, como son la desalación, la búsqueda de fuentes alternativas para riego, el máximo cuidado de nuestros acuíferos y por supuesto, la inversión en infraestructuras, algo fundamental si Almería quiere seguir avanzando en la eficiencia de la gestión del agua".

Entre otros aspectos, el edil ha destacado que "la tarifa de Almería es de las más económicas de las capitales de provincia, concretamente la segunda de Andalucía, detrás de Jaén y la segunda de toda España con desaladora, después de Castellón".

Del mismo modo, ha recordado que gracias a la puesta en marcha de la desaladora, en los últimos veinte años, Almería ha ido reduciendo el número de hectómetros cúbicos extraídos de los pozos de Bernal, "ya que hemos pasado de necesitar cerca del 20 por ciento del agua del acuífero para abastecer a la ciudad hasta llegar a menos del cinco por ciento actual, contribuyendo así a su conservación y convirtiéndose Almería en un ejemplo a seguir en cuanto al cuidado de sus acuíferos".

Por último, Manuel Guzmán también ha hecho referencia a la constante inversión en infraestructuras por parte del Ayuntamiento para lograr esa ansiada gestión eficiente del agua. Se ha referido a las obras realizadas en el puente de la Goleta, la construcción del tanque de tormentas de Villablanca y el nuevo tanque de tormentas de la calle Francia. También a la evacuación de pluviales en la Plaza de las Olas de Cabo de Gata, además de la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento y a la limpieza periódica de imbornales de una gran parte de la ciudad.

En cuanto a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de El Bobar, ha lamentado "el retraso de diez años por parte de la Junta de Andalucía en iniciar las obras de ampliación y también la inexistencia en ese proyecto de ampliación de un tratamiento terciario de esas aguas, ya que sin ese terciario el agua resultante no podrá usarse para el riego de zonas verdes y se seguirá vertiendo al mar sin poder darle otro uso posible".

Gabinete de Comunicación Municipal de Almería / www.aytoalmeria.es (05-06-14)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies