La Fiscalía advierte del incremento de los delitos contra el patrimonio, tráfico de drogas y libertad sexual

Actualizado 03/06/2006 13:53:00 CET

ALMERIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Almería advierte del incremento observado, en alguno de los casos "preocupante", en los delitos contra el patrimonio, lesiones, tráfico de droga --especialmente cocaína--, y contra la libertad sexual, según la memoria de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a la que tuvo acceso hoy Europa Press.

La Fiscalía de Almería califica como "excepcional" el aumento de los delitos contra el patrimonio en esta provincia, lo que le merece una opinión negativa, puesto que este tipo de delincuencia es la que mayor influencia tiene a la hora de percibirse el fenómeno de la seguridad ciudadana que, con los incrementos registrados, "tiene motivos para resentirse".

Asimismo, el tráfico de drogas "ha experimentado un crecimiento extraordinario", según la memoria de la Fiscalía, ya que las aprehensiones de droga se han incrementado "de forma excepcional". Pese a que el hachís ocupa el primer lugar --con 138.445 kilos en 2005--, según el informe, es "especialmente preocupante" la intervención de cocaína que ha pasado de 26 kilos en 2004 a 286 en 2005.

Además, hace constar que el consumo de cocaína "es compartido por la práctica totalidad de las capas sociales" y que las cantidades incautadas, a diferencia del hachís, "lo normal es que estén destinadas al consumo interno, a lo sumo, compartidas por las provincias limítrofes". Por el contrario, el de heroína se ha convertido en un "consumo marginal".

La memoria destaca que afortunadamente también han aumentado los decomisos, detenidos y procedimientos relacionados con el tráfico de droga durante el año pasado, lo que significa "un especial esfuerzo, dedicación y acierto de las fuerzas del orden público a la persecución" de estos delitos.

Por otro lado, también han crecido los delitos de falsedad. El fenómeno de la inmigración, según apunta la memoria, ha podido tener incidencia en esta tipología delictiva por la utilización por parte de los inmigrantes regulares o irregulares de documentos personales u oficiales para justificar estancias en España en determinadas fechas o para poder desarrollar alguna actividad oficialmente regulada.

También, por la frecuente presentación en la aduana del Puerto de Almería de vehículos con documentación falsa y que, sustraídos en distintos países de la Unión Europea, se tratan de pasar a Melilla, Nador u otros puertos del Norte de Africa para su posterior venta en este continente.

Sobre el incremento de los delitos contra la libertad sexual, también tildado de "preocupante", la Fiscalía apunta como razón del mismo "la proliferación de conductas de explotación sexual en las que frecuentemente las víctimas son de nacionalidad extranjera".

INMIGRACION

Del análisis de los delitos contra la vida y contra la libertad, la Fiscalía de Almería señala algunos "supuestos graves" de delitos contra la libertad en los que aparecen como víctimas los inmigrantes en situación irregular.

Estos casos han sido juzgados en la Audiencia Provincial y han dado lugar a una serie de sentencias condenatorias por estos delitos en las que se han impuesto graves penas para sus autores "por lo que parece que en estos casos la prevención ha funcionado", resalta.

No obstante, alerta de que en el mundo de la inmigración ilegal "las respuestas legales y también las judiciales a los hechos y conductas que se engloban en ese fenómeno son conocidas entre los colectivos interesados o afectados y, por supuesto, entre los grupos más o menos organizados, algunos de corte claramente mafioso, que controlan o tratan de intervenir o participar en los movimientos migratorios y en los aprovechamientos ilegales que de ellos pueden extraer".

En opinión de la Fiscalía almeriense, se trata de comportamientos "especialmente abyectos", en cuanto que "obligan al inmigrante a pasar por una doble y a veces triple tarifa", en referencia a las de la inmigración clandestina y del secuestro, a las que a veces también se suma la de la defraudación por obtención de documentación falsa para facilitar la obtención de permisos de residencia y trabajo.