El hospital de Poniente reabre los quirófanos tras los resultados negativos de las últimas mediciones de hongos

Actualizado 16/06/2008 17:32:44 CET

EL EJIDO (ALMERÍA), 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la Empresa Pública Hospital de Poniente (El Ejido, Almería) anunció hoy la reapertura de los cinco quirófanos cerrados por la detección de hongos oportunistas tras proceder a la limpieza de las salas y obtener resultados negativos en las últimas mediciones de este tipo de microorganismos.

Así lo revelaron en rueda de prensa el gerente del centro, Antonio Linares, y la responsable de Medicina Preventiva, María Ángeles Lucerna, quienes precisaron que las intervenciones quirúrgicas se reanudaron esta mañana, después de que cinco de los seis quirófanos --todos salvo el de urgencias-- cerraran temporalmente el pasado lunes.

Linares aseguró además que el centro ya ha reasignado fecha de operación para unos 60 de los cerca de 150 pacientes que tenían prevista una intervención para la semana pasada, mientras que los 90 restantes fueron derivados al Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare) de El Toyo (Almería).

Asimismo indicaron que los servicios jurídicos del hospital siguen trabajando para interponer demanda contra el Defensor del Paciente que, según la empresa, podría haber incurrido en los presuntos delitos de calumnias graves con publicidad y denuncia falsa por insinuar la existencia de pacientes infectados por hongos, un extremo que el hospital ha negado en todo momento.

Gracias a las tareas de limpieza, el viernes pasado quedaron ya "totalmente libres" de hongos tres de los cinco quirófanos clausurados, mientras que los otros dos quedaron listos después del fin de semana tras acometer unos trabajos que, como en los anteriores, consistieron en la introducción de mejoras en la climatización del aire a través de la instalación de filtros en la salida de las rejillas.

El Defensor del Paciente remitió la semana pasada al fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Almería, Juan Bautista Parra, una carta en la que argumentaba que la "drástica medida" de cerrar los quirófanos, que supuso que se derivaran o aplazaran unas 150 intervenciones quirúrgicas, se tomó por "razones de fuerza mayor" y por la detección de casos de infección en pacientes intervenidos.

El hospital de Poniente explicó sin embargo que fue el Servicio de Prevención Médica del hospital, que realiza al menos cuatro muestreos mensuales del aire en los quirófanos, el que detectó la presencia periódica de colonias de hongos oportunistas en niveles bajos, lo que llevó a la dirección a tomar la decisión de cerrar el pasado lunes cinco de las salas para llevar a cabo una exhaustiva limpieza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies