El Obispado destaca que el 75 por ciento de los catecúmenos son inmigrantes subsaharianos

Actualizado 04/03/2006 12:29:50 CET

ALMERIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 75 por ciento de las 160 personas que se preparan este año en Almería para recibir los sacramentos de la Iniciación Cristiana --Bautismo, Comunión y Confirmación-- son inmigrantes de nacionalidad subsahariana, según destacaron hoy fuentes del Obispado de Almería a Europa Press.

Estas mismas fuentes, concretaron que la mayoría de los inmigrantes que se instruyen en la fe católica con el fin de recibir los tres sacramentos de la Iniciación Cristiana residen en la localidad almeriense de Roquetas de Mar y su cifra incrementa considerablemente cada año.

Uno de los aspectos más destacado por el Obispado almeriese es el hecho de que la gran parte de los padrinos de los ciudadanos inmigrantes, en el momento en el que éstos reciben los sacramentos, son los dueños de los invernaderos en los que trabajan. Un gesto considerado como "generoso" y que muestra "el apoyo y la integración" de estas personas en la sociedad.

Por su parte, también subrayó la labor que realizan los tres llamados Papas Blancos --misioneros de Africa-- en la Iglesia San Juan Bautista de Roquetas de Mar por estas personas, una parroquia a la que "acuden un gran número de inmigrantes".

Mañana, algunos de estos inmigrantes, que ya han concluido sus dos años de catequesis necesarios para recibir los tres sacramentos, se reunirán con el Obispo de Almería, Adolfo González Montes, en la misa de la Catedral de Almería y el día de la Vigilia Pascual, es decir, el Sábado Santo es el momento el que serán "nuevos cristianos".

El Obispado de Almería resaltó que el fenómeno de la inmigración en la provincia de Almería "plantea nuevas situaciones a la sociedad como son nuevas pobrezas, culturas, costumbres y creencias". El panorama social que resulta es el de una "sociedad multirracial, multicultural y plurireligiosa" con la que hay que "trabajar y apoyar en el día a día".

Por su parte, Monseñor González Montes dejó constancia en su carta escrita con motivo de la 92 Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, que se celebró el pasado mes de enero, de su implicación con los ciudadanos inmigrantes instando a reflexionar en ella sobre "el trato inhumano de las mujeres inmigrantes en un momento en que las migraciones se han comenzado a caracterizar por el protagonismo de la mujer, un signo de los tiempos".

En su escrito también señaló que la inmigración "enriquece" el tejido social y por ello, "no pueden ser considerados tan sólo como fuerza de trabajo, sino como personas cuya dignidad es la misma que la de los autóctonos. Sus derechos y deberes, son los mismos".

El Obispo de Almería consideró que "son muchos los católicos inmigrantes, a los cuales hemos de acoger en nuestras comunidades parroquiales e incorporar a la vida diocesana" y "muchos también los cristianos ortodoxos a los que debemos de ayudar a integrarse en una sociedad mayoritariamente católica, con el mismo espíritu ecuménico con que queremos acoger a los cristianos de la Unión no católicos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies