Junta dice que las restricciones de movimiento por la 'lengua azul' afectan al 58,6 por ciento de la cabaña

Actualizado 22/10/2007 18:33:28 CET

No se suma ningún nuevo brote a los detectados en tres explotaciones de Adra y Berja

ALMERÍA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería precisó hoy que las restricciones de movimiento a la ganadería impuestas tras la detección, la semana pasada, de tres brotes de la fiebre catarral ovina conocida como 'lengua azul' en tres explotaciones de Adra y Berja (Almería) afectan a 241.000 cabezas, lo que supone el 58,6 por ciento de la cabaña ovina y caprina de la provincia.

Estas medidas afectan a un total de 1.568 de las 2.492 explotaciones de Almería --un 62,9 por ciento-- de las comarcas del Poniente, Alto Andarax, Bajo Andarax y Alto Almanzora, mientras que quedan libres de restricción Los Vélez y el Bajo Almanzora, según precisó el Gobierno autonómico en una nota.

La cabaña ganadera en Almería de ovino-caprino asciende a 411.000 ejemplares, de los que 231.000 son ovejas y 180.000 son cabras.

La Junta lamentó que la provincia de Almería ha estado "a salvo" de esta enfermedad desde que fue detectada hace dos años y recordó que, hasta la fecha, las muestras tomadas por los servicios veterinarios oficiales han confirmado la existencia de un brote en Adra y dos en Berja, que suman 903 animales --682 ovejas y 221 cabras--, de los que sólo cinco han muerto tras la notificación de sospecha.

La Delegación provincial de Agricultura y Pesca prosigue con intensidad la realización de inspecciones y toma de muestras en las explotaciones de las zonas de restricción para detectar posibles nuevos casos de esta enfermedad.

Las medidas consisten en la restricción de movimientos de animales entre explotaciones, tanto en la misma zona de restricción y, por supuesto, hacia zonas libres de enfermedad. Sólo está permitido el movimiento en determinadas condiciones, cumpliendo estrictamente, de manera previa, con analíticas en la explotación y desinsectación completa de la misma y de los animales. La enfermedad no se transmite por contagio, sino a través del mosquito "culicoides", y, por tanto, los tratamientos mediante insecticidas autorizados son de las medidas más eficaces.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies