Oceana sorprende a un pesquero marroquí cuando calaba redes de deriva ilegales en la reserva marina de Alborán

Actualizado 16/08/2007 15:29:28 CET

Critica que la patrullera del MAPA "se limitase a informar al pesquero de que se encontraba en aguas españolas protegidas"

ALMERÍA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización para la conservación marina internacional 'Oceana' informó hoy de la interceptación de un pesquero marroquí que faenaba en la Reserva de Pesca de Alborán (Almería) supuestamente con redes de deriva ilegales de 30 metros de alto y hasta cinco kilómetros de longitud.

Según detalló en una nota el colectivo, la localización se produjo a las 19.00 horas del pasado día 9 cuando el catamarán de investigación Oceana Ranger se encontraba a nueve millas al este de la Isla de Alborán en una labor de documentación de los fondos marinos profundos.

Fue el robot submarino (ROV) empleado por los científicos quien detectó que el barco con bandera de Marruecos estaba procediendo al calado de la red de deriva, dispuesta en forma de cortina y junto a la que, según constataron, nadaban dos grupos de varias decenas de delfines mulares y comunes "con el serio peligro de enmallar en la misma".

Los miembros de la organización conservacionista tomaron abundante documentación gráfica de la situación y se pusieron en contacto telefónico y por radio con la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, la Comandancia de la Guardia Civil en Almería y el Destacamento militar de la Isla de Alborán. También lo intentaron, sin éxito, --aseguran en la nota-- con la Junta de Andalucía, que a esa hora de la tarde no respondía a ninguna llamada.

PATRULLERA DEL MAPA.

Tras la denuncia de Oceana, la patrullera del Ministerio de Agricultura y Pesca (MAPA) 'Riscos de Famara', asignada a la vigilancia de la Reserva de Alborán, se desplazó a la zona donde se encontraba retirando, además, calados ilegalmente en perímetro protegido.

La patrullera encontró a la tripulación del pesquero marroquí todavía en plena faena de calar la red de deriva, unas dos horas después de que el Ranger Oceana le hubiese localizado por primera vez.

No obstante, desde el colectivo criticaron que la patrullera 'Riscos de Famara' "se limitase a informar al pesquero de que se encontraba en aguas territoriales españolas protegidas y le solicitó que recogiera la red y abandonase la zona", una actuación que tildaron de "ejemplar por la rapidez de reacción, pero "impotente y carente de "capacidad de disuasión".

Al hilo de esto, Oceana reclamó la investigación y prohibición de la comercialización del pescado capturado por la flota marroquí con esas redes ilegales, que en un 95 por ciento se lleva a cabo en España y a través de compañías españolas.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies