Fomento duplica el coste de soterrar las vías del tren y eleva el presupuesto a 244,16 millones

Actualizado 17/06/2009 21:43:27 CET

El Ayuntamiento "confía" en la disponibilidad de la Junta para obtener mayores plusvalías en la calificación de suelos y viviendas

ALMERÍA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento ha elevado el coste del proyecto para soterrar las vías del tren a su paso por la capital almeriense a un total de 244,16 millones de euros, lo que duplica el presupuesto inicial que se estimó en 120 millones para una obra que mantiene el planteamiento que se recogía en el estudio informativo que data de 2007.

Así se desprende de la reunión mantenida hoy por el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, con el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, con quien ha perfilado durante una hora y media los detalles de un proyecto que el primer edil amenazó abandonar hace unos días si no obtenía "actuaciones y plazos concretos" por parte de Fomento.

De esta forma, los costes de la obra "sobrepasan las expectativas incluso para los técnicos del Ayuntamiento", según indicó el alcalde en rueda de prensa, quien especificó que además hay que sumar a esta cuantía las obras de urbanización de la superficie, las cuales se estiman en unos 20 millones de euros, según detalla el estudio informativo que llegará mañana a Almería.

El regidor almeriense especificó además que el Ministerio de Fomento tan sólo sufragará la llegada de la línea de alta velocidad en superficie hasta Almería, cuyo coste asciende a 70,58 millones de euros. Por otra parte, 15 millones de euros vendrán de particulares mientras que 20 serán abonados por la Junta de Andalucía.

En cuanto al informe de tasación de terrenos llevado a cabo por la sociedad Segipsa, la valoración del suelo asciende a 91,3 millones de euros, en caso de contemplar que el 30 por ciento del mismo incorpora suelo para la construcción de vivienda protegida, o 115 millones de euros si queda el suelo liberalizado.

Así las cosas, el Ayuntamiento de Almería reconoció que, para que los costes no lleguen a ser "insostenibles" a las arcas municipales, el Consistorio debería abonar un máximo de 30 millones de euros, de tal forma que el resto del capital hasta alcanzar los 115 millones de euros se obtendrían de las plusvalías que ofreciera el suelo, motivo por el que deberá reunirse en los próximos días con la Junta de Andalucía para llegar a un acuerdo en cuanto a la calificación del mismo.

De esta manera, según apuntó el edil de Urbanismo y portavoz de GIAL, Juan Megino, "depende de las negociaciones con la Junta" en el momento de liberar los 125.000 metros cuadrados de suelo disponible, ya que, según apreció, para obtener un mayor rendimiento del mismo que permita alcanzar la financiación, será necesario reducir el espacio para suelo terciario así como el correspondiente a VPO a favor de espacio libre.

En este sentido, el Ayuntamiento se reunirá en los próximos días con el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, y la consejera de Obras Públicas de la Junta, Rosa Aguilar, para poder "ajustar" dichas calificaciones, un aspecto que, según Megino, "beneficiará también a la Junta", ya que del valor final ésta aportará un 20 por ciento.

No obstante, el Ministerio de Fomento, el cual, según el regidor, se negó a la opción de que la estación se ubicara en la zona de El Puche, respaldó la aportación de la administración local de tal forma que aportará entre seis u ocho millones de euros más en caso de que no alcance la aportación que debe realizar el Consistorio almeriense.

SOCIEDAD DE GESTIÓN

Una vez que se concreten los aspectos anteriores, el proyecto podrá sacarse a información pública y comenzarán los trámites para la creación de una sociedad de gestión de la obra, la cual, estará presidida por el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán --un 50 por ciento-- y tendrá como vicepresidente primero al alcalde de Almería y como vicepresidenta segunda a la consejera de Obras Públicas --un 25 por ciento cada uno--.

En cuanto al proyecto en sí, el modelo que se plantea es el soterramiento de las vías del tren hasta los 400 metros anteriores a la llegada de las mismas a la Estación Intermodal, es decir, a la altura del parque Gloria Fuertes. Una vez llegado a ese punto, el tren emerge hasta la estación.

Este último tramo quedaría cubierto con unas cúpulas acristaladas que permitirían el acceso peatonal aunque no el del tráfico rodado con dos pasos situados en confluencia con la Avenida de Madrid y con la Avenida Soldado Español. Las cúpulas tendrán una altura de cuatro metros de altura sobre el rasante. En cuanto a la conexión con el Puerto de Almería, quedaría pendiente a una segunda fase.

En la reunión, presidida Morlán, tomaron parte la consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar; el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador; el subsecretario de Fomento, Jesús Salvador Miranda; el presidente de Adif, Antonio González; el director general de Infraestructuras Ferroviarias, Luis de Santiago; y el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés Heras, y los portavoces locales del PSOE, IU, PP y GIAL, José Antonio Amate, Diego Cervantes, Pablo Venzal y Juan Megino, respectivamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies