Ayuntamiento de Almería sancionará hasta con 750 euros usar el contenedor fuera de horario

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ayuntamiento de Almería sancionará hasta con 750 euros usar el contenedor fuera de horario

Publicado 11/10/2016 18:14:17CET

ALMERÍA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Almería ha aprobado este martes el nuevo proyecto de Ordenanza Municipal de Limpieza de Espacios Públicos y Recogida de Residuos que viene a sustituir y a derogar la Ordenanza anterior, aprobada en febrero de 1987.

Asimismo, la nueva normativa establece un régimen jurídico "adaptado" a una nueva regulación estatal y autonómica, y "a la nueva realidad social", como ha destacado en un comunicado el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso. En este sentido, destaca, entre su articulado, las sanciones derivadas del arrojo de colillas o chicles, así como de tirar al contenedor la basura fuera del horario establecido. En ambos casos la sanción se considera leve y la cuantía económica oscila, según el borrador, entre los 120 y los 750 euros.

El nuevo horario para depositar los residuos en los contenedores por parte de los usuarios será de 21,00 a 23,00 horas en época de verano, y desde 20,00 a 22,00 horas durante el invierno. En el caso de los locales comerciales, podrán depositar los residuos cuando cierren sus negocios.

Igualmente queda prohibido el depósito y recogida de vidrio desde las 21 horas hasta las 9,00 de la mañana. Asimismo, se establecen como prohibiciones, más de 70 recogidas en sus diferentes títulos, el arrojar al suelo residuos tales como colillas, cáscaras de pipas o chicles, escupir y realizar las necesidades fisiológicas en los espacios públicos, regar las plantas produciendo derramamiento de goteo en la calle, en este último caso salvo entre las 24,00 horas y las 07,00 horas. Otros ejemplos de conductas que son reguladas es el vertido de los condensados de los aparatos de climatización, facilitar alimento a animales, salvo en los lugares habilitados para ello, o no recoger, de manera inmediata, los excrementos evacuados por los animales de compañía en la vía pública.

Salvo autorización municipal quedan prohibidas las pintadas en mobiliario urbano, muros, aceras o elementos estructurales. Se prohíbe también la colocación de carteles, adhesivos o cualquier otro soporte publicitario sobre edificios, monumentos, obras públicas o mobiliario urbano, desgarrar, arrancar o tirar carteles, anuncios o pancartas, esparcir o tirar octavillas o material publicitario y similar en la vía pública así como colocarlos en vehículos estacionados en la calle y, la publicidad domiciliaria solo podrá ser depositada en el interior de los buzones y/o en aquellos espacios habilitados por la comunidad de propietarios.

El nuevo texto, que deberá pasar ahora el trámite de su aprobación en Pleno, "no pretende regular con carácter exhaustivo únicamente la limpieza y recogida de residuos", según Alonso.

El texto, respeta la regulación contenida en otras disposiciones municipales sobre estas cuestiones como, por ejemplo, en la ordenanza de animales domésticos, en la ordenanza de ferias y fiestas, en la reguladora de los mercados municipales, en la instrucción-procedimiento para gestión de obras en vía pública, etcétera.

Su objeto, en resumen, "es la regulación de los espacios públicos y la de la recogida de los residuos de competencia municipal, al objeto de fomentar actividades tendentes a conseguir el mejor resultado ambiental global, mitigando los aspectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente", ha descrito el edil.

A pesar de los recursos económicos, materiales y humanos que destinamos, el trabajo precisa también de la "necesaria" colaboración ciudadana y esta ordenanza "incide en ello", por lo que la intención municipal "pasa por ser determinante en su aplicación", ha precisado.

La nueva ordenanza establece tres tipos de sanciones en su régimen disciplinario; leves, graves y muy graves. Las primeras conllevarán una multa de entre 120 a 750 euros. Las sanciones graves podrán oscilar entre los 751 euros a los 1.500 euros. Finalmente, las muy graves irán desde los 1.501 euros hasta 3.000 euros. En los tres casos, se aplicarán reducciones del 20 por ciento sobre el importe de la sanción en caso de pago en periodo voluntario.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies