Ayuntamiento dice que las obras en el Virgen del Mar ya iniciadas son otras adjudicadas "con anterioridad"

Actualizado 05/07/2015 6:41:54 CET

ALMERÍA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Fomento y Servicios Ciudadanos del Ayuntamiento de Almería, Manuel Guzmán (PP), ha afirmado que las obras que se han iniciado en el edificio Virgen del Mar "nada tiene que ver" con las que se prevé adjudicar este viernes en junta de gobierno a la empresa Jarquil sino que se corresponden a unos trabajos de "refuerzo de la estructura" que se había "adjudicado con anterioridad".

Así ha contestado Guzmán a las "intoxicaciones", según ha valorado, del grupo municipal del PSOE, que ha criticado este jueves el "inicio de obras" en la antigua clínica antes de que se hiciera definitiva la adjudicación. Para el edil, las palabras de la oposición socialista son "una muestra más de sus ganas de intoxicar, a falta de otros argumentos, producto de la desorientación en la que se encuentran instalados".

En esta línea, ha lamentado que los concejales de la oposición "no se hayan dirigido la concejalía a preguntar, tan simple como eso". "Entiendo que el señor Jiménez quiera hacer méritos para encabezar la lista de su partido a las municipales, pero con este rigor mal camino lleva", ha considerado con respecto al portavoz del grupo municipal del PSOE.

El edil ha recordado que las obras de adaptación tendrán dos fases, la primera de las cuales comenzará en octubre, con la construcción de una rampa en el acceso principal, así como la pintura de toda la fachada y el cambio de las ventanas. En el interior se demolerá prácticamente la totalidad de los tabiques y separaciones, además de los falsos techos y se procederá a la instalación de los ascensores, el sistema de protección contra incendios, instalación de baja tensión, circuito cerrado de televisión, climatización y ventilación, entre otros.

El inmueble acogerá inicialmente las dependencias de la Oficina de Recaudación del Área de Hacienda, lo que supondrá al Ayuntamiento un ahorro de más de 4.000 euros mensuales en alquileres. En una segunda fase, el edificio acogerá también a un importante número de asociaciones de tipo social que vienen solicitando un lugar en el que establecerse y desarrollar su actividad.