Una de cada cuatro mujeres en edad de la menopausia sufrirá una fractura ósea, según expertos

Miembros De La Asociación Española Para El Estudio De La Menopausia (AEEM)
EUROPA PRESS/AEEM
Actualizado 28/04/2011 16:02:06 CET

ALMERÍA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cuatro mujeres en edad de la menopausia sufrirá una fractura ósea, según han expuesto diversos expertos reunidos en Almería, en el marco del 'Tercer Curso de Formación Continuada en Climaterio y Menopausia' que organiza la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

Además, han advertido de que un 40 por ciento de las mujeres mayores de 50 años padece osteoporosis, el mismo porcentaje de las que sufrirá una fractura a lo largo de su vida. Pese a ello, lamentan que todavía hay un importante infradiagnóstico.

Ante esta situación, el doctor Pedro Abad, ginecólogo del Hospital de Torrecárdenas de Almería y coordinador de este curso, ha apostado por reforzar el papel del ginecólogo en la detección y tratamiento de la osteoporosis, al considerarlo fundamental desde distintos puntos de vista".

"Desde el punto de vista epidemiológico es fundamental, ya que afecta más frecuentemente a la mujer, considerándose una enfermedad de género; desde el fisiológico porque la masa ósea está relacionada con situaciones de deprivación estrogénica, y desde el terapéutico porque teniendo en cuenta que el tratamiento precoz y adecuado permitiría disminuir tanto la osteoporosis y las fracturas ocasionadas por la enfermedad, como el riesgo cardiovascular, ya que es un factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares", ha defendido.

Por su parte, el presidente de la AEEM, el doctor Rafael Sánchez, ha explicado que uno de los fines que persigue la celebración de este tipo de cursos es que se "actualicen" varios de los varios protocolos de tratamiento en la atención sanitaria que recibe estas mujeres para que se puedan aplicarlos "de manera individualizada a cada paciente".

"Se trata de fomentar la formación de los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer madura y promover el conocimiento y la educación sanitaria de la mujer en torno a la menopausia", ha enfatizado.

De hecho, durante este curso se están dando cita ginecólogos y galenos de otras especialidades, como personal de enfermería, matronas, médicos de familia o médicos MIR y se están revisando las incidencias del diagnóstico y tratamiento de los síntomas de la menopausia.

"Se actualizarán temas de gran interés, como el uso de la terapia hormonal sustitutiva, la incontinencia urinaria, la anticoncepción y la sexualidad, la osteoporosis, nuevos avances en su prevención y tratamiento, la piel y los hábitos saludables en la mujer adulta", ha afirmado el doctor Abad.

DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA

Se estima que los síntomas climatéricos suponen un deterioro en la calidad de vida para más del 60 por ciento de las mujeres menopáusicas españolas. A este respecto, el coordinador del Curso destaca la importancia de que los ginecólogos pongan en práctica la medicina preventiva. "De esta manera, con los primeros trastornos menstruales la mujer debe continuar con los hábitos de vida saludable recomendables para cualquier otra persona o adoptarlos si no los tenía anteriormente", ha proseguido.

La velocidad de pérdida de masa ósea habitual en las mujeres tras la menopausia es de entre 1 y 2,5 por ciento de la masa ósea cada año. La dieta tiene una gran influencia en el mantenimiento de la masa ósea a lo largo de la vida y, en el caso de la mujer, de forma especial a partir de la menopausia.

Así, para mantener los huesos fuertes y evitar que disminuya su densidad son necesarios principalmente el calcio y la vitamina D. "Tomar el sol durante 15 minutos al día es muy beneficioso, tanto para la salud de la mujer en general como para su salud ósea. Sin embargo, y a pesar del sol que tenemos en Andalucía, existe un déficit muy importante de vitamina D en la mujer que puede afectar a la efectividad del calcio que toma", ha agregado Abad.

TRATAMIENTO DE LA OSTEOPOROSIS Y CONSEJOS SALUDABLES

Cuando la enfermedad es diagnosticada, junto con las medidas de prevención, se deben tener en cuenta la gran variedad de tratamientos farmacológicos, que, en cualquier caso, deben ser prescritos por el médico de forma individualizada en cada mujer, según el doctor Sánchez Borrego.

"Para ello, los ginecólogos contamos con un gran abanico terapéutico que va desde los bisfosfonatos, los nuevos complejos tisulares selectivos estrogénicos, que son un paso más adelante en el avance científico que han supuesto los nuevos Moduladores Selectivos de los Receptores de Estrógenos (SERMs) y que tienen un efecto selectivo sobre los receptores de estrógenos, de forma que protegen frente a la pérdida de masa ósea y frente al cáncer de mama, hasta los tratamientos biológicos con anticuerpos monoclonales", ha dicho.

Los especialistas aconsejan también seguir una dieta sana y equilibrada, como la dieta mediterránea; no abusar del alcohol; no fumar; practicar ejercicio físico moderado y regular 30 minutos diarios; acudir a revisiones periódicas; tomar el sol al menos 15 minutos al día; afrontar el climaterio con una actitud positiva; consumir a diario productos lácteos; practicar taichi, yoga o baile para mejorar el equilibrio, e informarse y resolver cualquier tipo de duda con el médico.