La Catedral de Almería acoge la misa funeral por Gabriel Cruz oficiada por el obispo

Capilla ardiente de Gabriel Cruz instalada en el Patio de Luces de Diputación
EUROPA PRESS
Actualizado 13/03/2018 11:38:57 CET

La autopsia revela que Gabriel murió estrangulado el primer día de su desaparición 

La madre de Gabriel sospechaba de Ana Julia: "Tenía la esperanza de poder ablandarla y que se viniera abajo" 

Investigan a Ana Julia por la muerte en Burgos de su primera hija, fallecida al caer por una ventana 

Todo lo que se sabe de la muerte de Gabriel Cruz y la implicación de Ana Julia Quezada 

ALMERÍA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Catedral de La Encarnación de Almería acoge la misa funeral por el niño de ocho años Gabriel Cruz, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el domingo en el interior del maletero del vehículo que conducía Ana Julia Quezada, pareja sentimental del padre del pequeño y detenida por su presunta implicación en el crimen.

El féretro de Gabriel Cruz, el niño de ocho años muerto en Almería tras estar desaparecido desde el 27 de febrero, ha llegado a la Catedral de la Encarnación tras abandonar la capilla ardiente instalada en la Diputación almeriense desde este lunes.

Entre prolongados aplausos de los cientos de asistentes que se ha congregado a las puertas del Palacio Provincial, el coche fúnebre blanco adornado con diversas coronas ha iniciado el cortejo a las 10,35 horas escoltado por vehículos policiales y coches oficiales.

La madre del pequeño, Patricia Ramírez, ha sido ovacionada en la calle, donde antes de subir al vehículo que seguía al coche fúnebre, en el que también va la abuela materna del menor, ha lanzado besos a los asistentes, a los que ha vuelto a agradecer su apoyo en estos momentos.

El oficio religioso, al que asiste la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en representación del Gobierno; ha dado comienzo y es oficiado por el obispo de la Diócesis almeriense, monseñor Adolfo González Montes.

Más de 5.000 personas dieron el lunes su último adiós a Gabriel en la capilla ardiente instalada en el Patio de Luces de la Diputación Provincial, a la que acudieron para trasladar sus condolencias a Ángel Cruz y Patricia Ramírez el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, entre otros.

El cortejo fúnebre con restos mortales del pequeño llegó procedente del tanatorio después de que los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) practicasen la autopsia al cadáver que ha revelado que murió violentamente por "estrangulamiento" el mismo día en que se perdió su rastro, el 27 de febrero, en la barriada de Las Hortichuelas, en Níjar. El informe preliminar apunta, asimismo, que el cuerpo "presentaba golpes" y "restos de tierra".

El Obispado de Almería trasladó el domingo en un comunicado su "hondo dolor" por la muerte del Gabriel y subrayó que "las desapariciones y asesinatos que nos sobrecogen día a día" ponen de manifiesto "la enfermedad del corazón humano".