Condenado por maltratar a su compañera sentimental con discapacidad delante de su hijo

 

Condenado por maltratar a su compañera sentimental con discapacidad delante de su hijo

Actualizado 13/04/2017 10:21:04 CET

ALMERÍA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal 5 de Almería ha condenado a dos años y siete meses de prisión a un hombre de 39 años por maltratar a su compañera sentimental, a quien sometió a una "situación de abuso" y de "subordinación", y a quien hizo objeto de "humillaciones, de diversas agresiones y de insultos" delante del hijo menor de edad de ella.

F.J.P.B. impidió de este modo a la víctima, quien padece una discapacidad psíquica del 41 por ciento, la "toma libre de decisiones sobre su vida personal y laboral" ya que la "aisló de su entorno familiar y social, controlándole sus horarios y salidas, las llamadas telefónicas y el dinero de ambos".

La sentencia, consultada por Europa Press, considera al acusado, con antecedentes penales por violencia machista, autor de un delito de maltrato habitual agravado y otro de amenazas, ambos en el ámbito de la violencia de género.

Según recoge como probado, F.J.P.B., desde el principio de la convivencia con su pareja y el hijo menor de ella, sometió en el domicilio familiar y fuera de él a la víctima a una situación "de abuso de posición, con subordinación de ella a sus decisiones" y le hizo objeto de "humillaciones, muchas veces debidas a los celos", así como de bofetadas, golpes en el cuerpo o tirones de pelo.

También la insultó, "impidiéndole de forma continua la toma libre de decisiones sobre su vida personal y laboral, al aislarla de su entorno familiar y laboral, controlándole sus horarios y salidas, las llamadas telefónicas y el dinero de ambos".

El fallo, que no es firme y contra el que cabe recurso de apelación, indica que la mujer, en febrero de 2014, y debido "al hartazgo por el comportamiento del acusado" con ella misma y con su hijo, decidió poner fin a la relación sentimental pese a lo cual, días después, él se personó en el domicilio para recoger sus pertenencias.

Entonces, sin llegar a acceder al interior, le espetó desde fuera con insultos y le dijo con "ánimo de amedrentarla, te tengo que matar", lo que le causó temor y desasosiego por las "advertencias". Ella le denunció por esto ante la Guardia Civil.

El juez le impone dos años de prisión como autor de un delito de maltrato habitual agravado y siete meses de cárcel por el delito de amenazas. Además, le prohíbe acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante dos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies