Condenado por atacar con un cuchillo a sus padres y a un guardia civil

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Condenado por atacar con un cuchillo a sus padres y a un guardia civil

Actualizado 08/10/2016 13:33:13 CET

ALMERÍA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a dos años de prisión a B.L.V., vecino de 37 años de Roquetas de Mar, acusado de haber agredido a sus padres de 73 y 75 años, sobre los que ya tenía una orden de alejamiento, así como a una agente de la Guardia Civil al que hirió con una navaja en el momento de su detención.

Según recoge la sentencia dictada de conformidad y consultada por Europa Press, los hechos ocurrieron a finales de marzo de este año cuando el acusado, que se encontraba en casa de sus progenitores, propinó "varias patadas y puñetazos" a su madre, que era "invidente", para acto seguido, atacar también a su padre con un cuchillo.

El fallo recoge que el padre del agresor resultó herido de manera superficial en el antebrazo con dos cortes, si bien tanto él como su esposa han renunciado a reclamar cualquier tipo de indemnización por los daños sufridos.

En este sentido, el juez Manuel José Rey condena también al acusado por un delito leve de amenazas, ya que durante la madrugada en la que se sucedieron los hechos se encontraba en la vivienda su sobrina, a la que sorprendió cuando llamaba por teléfono para pedir ayuda desde su habitación y a la que amedrentó con matarla.

El acusado también llegó a agredir con el cuchillo a uno de los dos agentes que acudieron al inmueble para practicar su detención, de forma que resultó herido en una de las manos. Según el relato policial ofrecido tras los hechos, el hombre tenía retenida a su madre, a la que empleaba como escudo humano para evitar la intervención de los agentes, quienes consiguieron finalmente reducirle.

El juez, que atiende a los antecedentes del acusado y su quebrantamiento de condena, ha denegado la suspensión de la pena privativa de libertad. Asimismo, le ha impuesto una orden de alejamiento por la que no podrá acercarse a menos de 500 metros de sus padres durante tres años y a la misma distancia durante seis meses de su sobrina.

Igualmente, le impone 132 días de trabajos en beneficio de la comunidad por las lesiones a sus progenitores mientras que al agente deberá indemnizarlo con 90 euros. También tendrá que abonar dos meses de multa a razón de tres euros diarios.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies