Condenado por provocar un incendio forestal en Olula del Río con la quema de rastrojos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Condenado por provocar un incendio forestal en Olula del Río con la quema de rastrojos

Publicado 15/11/2016 11:45:03CET

ALMERÍA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 3 de Almería ha condenado a nueve meses de prisión a un vecino de Olula del Río (Almería) de 52 años por un delito de incendio forestal por imprudencia grave después de que quemara unos rastrojos de la poda de unos olivos en un lugar cercano a un monte y alejado de sus propias tierras.

La sentencia, consultada por Europa Press y sobre la que cabe recurso ante la Audiencia Provincial, considera probado que el acusado se encontraba en su finca ubicada en el paraje La Mulica de la localidad llevando a cabo una quema de rastrojos que había iniciado en dicha parcela desde unos días antes con otras quemas en bancales inferiores a la misma finca.

Así, pasado el mediodía del día 6 de abril de 2014, el acusado realizó una "gran hoguera" en el bancal superior de sus tierras "y más cercano al monte o masa forestal", lo que hizo que "por la acción del viento y la temperatura del día" se prendiese fuego a unos materiales contiguos.

Ante esta situación, las llamas se propagaron sobre la vegetación existente y calcinaron 1,7470 hectáreas de superficie forestal, lo que obligó a que efectivos del plan de lucha contra los incendios forestales, el Plan Infoca, a intervenir para sofocar el fuego. La operación tuvo un coste de 772,15 euros que deberá abonar al Gobierno andaluz en concepto de indemnización.

La juez apunta la "gran irreflexión y ligereza" con la que actuó el acusado "siendo el riesgo de incendio alto por la época del año y las condiciones meteorológicas del día, sin haber solicitado la correspondiente y obligatoria autorización administrativa para poder llevar a cabo dichas quemas", "sin haber establecido ninguna medida de seguridad" ni "una línea perimetral de defensa", así como tampoco "una vigilancia permanente sobre la quema" o "limpiar la zona" previamente.

Asimismo, estima la versión ofrecida por los agentes actuantes sobre la existencia de restos de poda procedentes de los olivos de la finca del acusado, quien negó ser el autor del fuego y apuntó al "botellón de unos zánganos" que "hacían en sus tierras", aunque no se encontraron restos de botellas en el foco del fuego, así como a los "pastores" que pasaban por su finca.

El fallo también condena al acusado al pago de 268 euros por los desperfectos causados en una parcela propiedad de tres hermanas, a las que también deberá indemnizar, así como a una multa de 1.620 euros a razón de una cuota diaria de seis euros durante nueve meses.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies