Condenado a tres años y medio de prisión por cultivar 312 plantas de marihuana

Publicado 13/08/2016 11:32:31CET

ALMERÍA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a un hombre de 44 años a tres años y medio de prisión por un delito contra la salud pública después de que se encontrara en una finca de Lucainena de las Torres (Almería) unas 312 plantas de marihuana que cultivaba con el fin de vender a terceros.

Según recoge la sentencia, consultada por Europa Press, los hechos por los que el hombre estuvo privado de libertad de manera provisional dos días tuvieron lugar en septiembre de 2013, cuando los agentes de la Guardia Civil encontraron la plantación en el paraje 'Los Molinillos' de la localidad almeriense.

Las plantas, que fueron incautadas en el momento en el que se descubrieron, arrojaron un peso neto en seco de más de 158 kilos, con lo que el valor aproximado en el marcado ilícito habría alcanzado los 210.404 euros, según las estimaciones oficiales.

El juez Fermín Javier Villarrubia estima así el testimonio ofrecido en sala por los agentes actuantes, quienes declararon que tras conocer la existencia de la plantación, llevaron a cabo varias diligencias para conocer la titularidad de la misma, con lo que "desde una torreta de alta tensión y dotados de prismáticos", pudieron centrar el lugar en el que se ubicaba la cosecha.

Igualmente, pudieron divisar al acusado cuando salía y entraba de la finca con productos fitosanitarios, para lo que usaba una llave que le daba acceso al terreno vallado. Así, aseguraron que cuando en las actuaciones tuvieron la oportunidad de interrogarlo, el hombre les reconoció que la plantación era suya "con una expresión semejante a 'para que le vamos a dar más vueltas'".

Pese a ello, el día del juicio el acusado negó los hechos y se limitó a subrayar que las tierras no eran suyas, sino que le habían sido dadas en herencia; una herencia que había "rechazado", con lo que el día de la inspección de los agentes estaba allí "por casualidad" y desconocía de dónde habían salido las plantas; una versión que "no ha resultado creíble" para el magistrado, quien tacha de "rocambolesca" la historia de que la llave de acceso a la finca "la tenía mucha gente".

Sobre el fallo, que también condena al hombre al pago de una multa de 450.000 euros y ordena la destrucción de la droga, puede interponerse recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Almería.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies