Condenados en Almería por agredir y encañonar a un hombre al que robaron 18.000 euros en su casa

 

Condenados en Almería por agredir y encañonar a un hombre al que robaron 18.000 euros en su casa

Contador
Ciudad de la Justicia de Almería
EUROPA PRESS
Actualizado 16/09/2017 10:46:00 CET

ALMERÍA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un juzgado de Almería ha condenado a dos hombres a cuatro años y nueve meses de prisión después de que entraran en casa de un vecino de la capital a la fuerza, le agredieran con la culata de un arma y le apuntaran con la misma para, bajo amenaza de pegarle "un tiro en la pierna", acudiera a una caja fuerte que tenía en su domicilio y les entregara el dinero que tenía, unos 18.000 euros.

La sentencia, consultada por Europa Press y contra la que cabe recurso ante la Audiencia Provincial, condena a los acusados por un delito de robo agravado con violencia en casa habitada y uso de arma, por lo que además les prohíbe acercarse a la víctima a menos de 500 metros y a comunicarse con ella durante un periodo de seis años.

Los hechos tuvieron lugar poco antes de la medianoche del pasado 18 de diciembre en una vivienda del barrio de Pescadería, a la que los acusados intentaron acceder con una palanqueta y un gato de vehículo antes de que llegaran los dueños, quienes fueron alertados por un vecino de que alguien intentaba acceder por la fuerza a su casa.

Así, el propietario se desplazó hasta su casa con un amigo y tras encontrarse con los asaltantes en la puerta, se intentó refugiar en la propia vivienda, aunque no pudo impedir que estos accedieran a la misma tras forcejear en la puerta y ser amenazado con una pistola, según recoge el fallo.

La víctima, que conocía a los asaltantes como "vecinos del barrio", fue golpeada con la culata de la pistola por uno de ellos y apuntado con el arma mientras permanecía de rodillas en el suelo de la casa. De este modo, y con la intención de "amedrentar", uno de los asaltantes encañonaba al hombre mientras que el otro le instaba a que le pegara "un tiro en la pierna".

Ante tal situación, la víctima condujo a los acusados hasta la caja fuerte que guardaba en su domicilio y les entregó 18.000 euros. Los ladrones también se hicieron con el reloj que llevaba la víctima en el momento de los hechos. Los asaltantes huyeron cuando llegaron la mujer y los hijos del dueño de la vivienda sin que pudieran ser detenidos.

El juez Fermín Javier Villarrubia ha señalado la declaración "verosímil, sin ambigüedades y sin contradicciones" de la víctima, quien relató los hechos como en la fase de instrucción y de forma "minuciosa y detallada" durante la vista oral, con datos como que había llamado a la policía antes de ir personalmente a su domicilio, que en esencia estuvo apoyada por la declaración de su mujer como testigo.

El magistrado se basa además en otras pruebas, como las muestras de ADN de uno de los asaltantes halladas en la palanqueta y el gato usados para tratar de abrir la puerta o las huellas encontradas en la entrada, las declaraciones de vecinos que en fase policial testificaron haber oído como alguien gritaba que le pegaran "un tiro en la pierna" o la contusión en la cara de la víctima tras haber sido golpeado con la culata de la pistola.

Hasta que la sentencia dictada adquiera firmeza, si procede, el juez ha acordado que se mantenga la situación de prisión provisional para los acusados, quienes fueron arrestados a las semanas de la fecha de los hechos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies