Condenados por ayudar a siete extranjeros a eludir controles para entrar en el país

Ciudad de la Justicia de Almería
EUROPA PRESS
Publicado 02/02/2018 15:07:50CET

ALMERÍA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a dos jóvenes de 22 y 25 años vecinos de Melilla por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y favorecer la inmigración ilegal después de que ayudaran a siete extranjeros de origen marroquí a pasar la frontera con documentación falsa y embarcar con sus vehículos en un buque con destino al Puerto de Almería, para lo que se sirvieron además con la supuesta complicidad de un agentes de Policía Nacional quien habría omitido los pertinentes controles y contra quien se sigue otro procedimiento.

La sentencia, consultada por Europa Press y dictada en firme tras la conformidad de las partes, relata que los acusados accedieron a ayudar a los inmigrantes a cruzar el Mediterráneo hasta la Península por una cantidad indeterminadas de dinero "en connivencia con otras personas", sobre las que también se siguen otras diligencias, que se encargarían de facilitarles a los extranjeros la documentación necesaria.

Así, la misión de los acusados consistía trasladar a los siete ciudadanos marroquíes que carecían de permiso de residencia en España desde Melilla, después de que hubieran cruzado la frontera, hasta Almería, "pasando para ello por el control de embarque de vehículos" existente en el puerto melillense. Una vez en el Puerto, debían entrar al control por una determinada fila donde el policía "les dejaría pasar, sin controles al acceso de embarque", de acuerdo con el fallo.

Los acusados, condenados por estos hechos a siete meses y 15 días de prisión, actuaron conforme al plan establecido y el 29 de diciembre de 2016, tras recoger a los inmigrantes, los repartieron en sus dos coches y llegaron al puerto, donde consiguieron "documentación original española" de personas que eran ajenas a estos hechos y por la que cada uno pagó entre 7.000 y 7.500 euros.

Los extranjeros, en compañía de los acusados, consiguieron así sortear los controles de seguridad y embarcar en el buque 'Sorolla' rumbo a Almería gracias a las tarjetas de embarque que también les facilitaron los acusados. No obstante, antes de que alcanzaran su destino, los inmigrantes fueron identificados en un control de Policía Nacional durante la travesía, con lo que se les requisó la documentación.

El juez ordena además el decomiso de los dos vehículos empleados para efectuar el traslado de los inmigrantes y acuerda la suspensión de las penas privativas de libertad por periodo de dos años con la condición de que los acusados no delincan en este tiempo.