Los conductores de Surbús piden medidas ante el vandalismo sufrido en la 'Noche en negro'

Un autobús de Surbús tras recibir un huevazo en la Noche en Negro
EUROPA PRESS
Publicado 02/11/2017 16:04:11CET

ALMERÍA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los conductores del servicio municipal de transporte de la ciudad de Almería (Surbús) han experimentado el "incremento en los últimos siete años" de acciones vandálicas sufridas en sus vehículos durante la celebración de la noche del 31 de octubre tras la última edición de la 'Noche en negro', en la que se arrojaron a los autobuses urbanos "huevos, naranjas y hasta piedras", por lo que han reclamado al Ayuntamiento de Almería que "se pongan medidas" contra estas prácticas.

Así lo ha indicado a Europa Press la representante de los trabajadores y delegada de UGT, Erica Rodríguez, quien ha destacado la situación de "peligro" a la que se exponen los conductores y que, a su vez, puede llegar a repercutir tanto en los pasajeros como en los viandantes, dado que este año ha habido "lunas rotas" por el impacto de piedras.

"No teníamos policías para dar abasto a lo que ha pasado", ha explicado la conductora, quien ha asegurado que algunos trabajadores han observado cómo incluso adultos participaban en este tipo de prácticas que suponen un riesgo, especialmente cuando se conduce en zonas interurbanas y los vehículos toman más velocidad.

Rodríguez ha explicado que este asunto se ha expuesto ante el Ayuntamiento de Almería en ocasiones anteriores y aunque "dicen que van a poner soluciones, estas nunca llegan". "La situación se ha normalizado con la excusa de que es un caso puntual", ha añadido la representante sindical, quien ha advertido que los vehículos han sufrido "como unos 400 impactos de huevos" e incluso uno de ellos, que hacía la línea 20, ha quedado con una luna quebrada "con la tensión que genera" para el conductor.

Con esto, y ante la falta medios policiales que han advertido ante la experiencia de este año, han vuelto a solicitar medidas, entre las que han reclamado el cierre del servicio a media tarde como hace en Nochebuena, por ejemplo. "Nuestras quejas son de años y nos encontramos indefensos", ha detallado Rodríguez, quien ha recordado que es el Ayuntamiento el que ordena a la concesionaria los términos de la prestación del servicio.

Por su parte, fuentes municipales han indicado a Europa Press que desde el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Almería que dirige el edil popular Manuel Guzmán se ha reconocido que las acciones vandálicas han afectado a "todas las líneas de autobús" que operaron en la víspera de Todos los Santos, lo que ha afectado "negativamente a la prestación del servicio", por lo que se ha apelado a la "responsabilidad de la ciudadanía".