Consultivo ve imprudencia y "falta de cuidado" en el accidente de un menor en un hinchable durante unas fiestas

Publicado 22/06/2017 18:10:56CET

ALMERÍA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almería no deberá indemnizar a la familia de un menor que sufrió lesiones en una atracción hinchable instalada con motivo de unas fiestas populares en la Rambla Amatisteros en mayo de 2016 ya que el accidente se "debió" a la "conducta" de la víctima y a la "falta de cuidado" de los responsables del menor.

Así lo ha dictaminado el Consejo Consultivo de Andalucía, que respalda en su informe preceptivo la decisión municipal de desestimar la reclamación por responsabilidad patrimonial elevada por la familia, que solicitaba 28.161,58 euros en concepto de indemnización.

El dictamen, al que ha tenido acceso Europa Press, indica que no existe vinculación causal del accidente con un supuesto deficiente funcionamiento del Ayuntamiento de Almería, que contrató la atracción mediante adjudicación de un contrato menor de servicio para las fiestas de Rambla Amatisteros con cargo a partida presupuestaria.

Indica que el accidente, registrado cuando el menor se montó en un castillo hinchable instalado en las fiestas vecinales, se debió, atendiendo a las pruebas practicadas, lo fue por una "falta de vigilancia de éste por parte de sus cuidadores" ya que utilizó la instalación de "forma imprudente e indebida fuera del horario fijado" y "cuando esta estaba siendo desmontada, habiendo sido advertido expresamente por el monitor que quedaba en el recinto sobre el cierre de la instalación y de que no podían permanecer allí".

"La conducta de la propia víctima, y la falta de cuidado de los responsables del menor, son pues los causantes del accidente acaecido, produciendo una ruptura del nexo causal que exime a la Administración de cualquier responsabilidad".

Entre las citadas pruebas, alude a que el presidente de la asociación de vecinos organizadora declaró que la primera noticia que tuvo fue a través de la tía del menor en el Hospital Torrecárdenas "dos días después de haberse producido el accidente" y que le manifestó que los padres "estaban en una cena en Aguadulce, que el menor asistió con otro hermano y que tras accidentarse, llamaron a su tío para que lo llevara al hospital".

Hace referencia, asimismo, a que los responsables de la empresa que montó el castillo hinchable, que contaba con la autorización correspondiente y los documentos correspondientes al proyecto técnico de instalación temporal en regla, detallaron que estaba instalada dentro del patio de la sede de la Asociación Amatisteros y vigilada por tres monitores.

En su relato del suceso afirmaron que, sobre las 21,00 horas, se cerró y solo quedó un monitor. "En ese momento se colaron varios niños, entre los cuales parece se encontraba el menor lesionados. El monitor les dijo que se fueran pues la atracción estaba cerrada y la colchoneta estaba empezando a desinflarse. Los niños hicieron caso omiso a las advertencias del monitor. Los niños salieron de la atracción, sin que en ningún momento se informara al monitor que el niño se había hecho daño", recoge el Consultivo.

"Pese a que la tía del menor relata la forma en que se produjo el suceso en modo distinto, diciendo que no había monitor alguno y que la atracción estaba aún en funcionamiento, no hay prueba al respecto aunque apuntase que hubo vecinos que fueron testigos presenciales", finaliza.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies