Desarticulado un grupo acusado de cultivar marihuana y venderla al menudeo, y decomisadas 343 plantas

Una agente en el decomiso de las plantas intervenidas en la operación
CNP
Publicado 18/05/2018 11:09:12CET

ALMERÍA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desmantelado un cultivo de interior con 343 plantas de marihuana en una operación que se ha saldado con la detención de cuatro personas por presuntos delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Los arrestados regentaban, además, supuestamente un punto de venta de droga 'al menudeo' y contaban con una 'guardería' con 1,1 kilos de cogollos de marihuana, para lo que contaban con cuatro viviendas en el barrio de Pescadería de la capital.

Además de las plantas y la marihuana lista para su venta, en los registros se intervinieron 38 transformadores, 38 lámparas halógenas, extractores, fertilizantes y 1.600 euros en efectivo entre otros efectos, según informa la Comisaría Provincial.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero cuando agentes de la Policía Judicial llevaron a cabo distintas pesquisas en torno a varios domicilios en la barriada almeriense de Pescadería donde se pudiera estar cultivando plantaciones indoor de marihuana.

Así, localizaron cuatro hombres de nacionalidad española que regentaban cuatro viviendas donde albergaban plantaciones indoor dotadas de completas y sofisticadas instalaciones para conseguir cultivos intensivos.

La electricidad necesaria para el funcionamiento de las mismas era tomada de forma fraudulenta de las acometidas generales con el consiguiente perjuicio económico para la empresa distribuidora.

Otra tercera vivienda estaba siendo utilizada como domicilio habitual de uno de los detenidos y a su vez de' guardería', donde se almacenaba la droga para llevarla a una cuarta vivienda que utilizaban como punto de venta.

Durante estos meses, tras varias vigilancias y numerosas incautaciones realizadas a los consumidores se consiguió ubicar con exactitud el lugar.

Finalmente, el pasado día 10 de mayo y con la participación de una docena de agentes de la Policía Nacional, se desplegó un amplio operativo en el que se realizaron cuatro registros domiciliarios simultáneos.

Después de la actuación policial, y adoptando las correspondientes medidas de seguridad por parte de agentes de atención al ciudadano, los operarios de la compañía Endesa, procedieron al desenganche ilegal de luz de todas las viviendas y restablecimiento normal del suministro en la barriada.

Los detenidos, a quienes se les imputa presuntos delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Almería.