El Ejido condena el "terrible crimen" de la mujer muerta en la confitería en la que trabajaba

Actualizado 05/07/2015 1:42:49 CET

EL EJIDO (ALMERÍA), 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de El Ejido (Almería), Francisco Góngora, ha condenado este lunes el "terrible crimen" de Natasha P., la mujer de 43 años y nacionalidad rusa que fue encontrada muerta con signos de violencia en la confitería en la que trabajaba como empleada, y ha señalado que "confía" en que la investigación policial "dé pronto sus frutos".

Durante la concentración que se ha convocado a las puertas de la Casa Consistorial ejidense, donde se han guardado dos minutos de silencio en señal de duelo, Góngora ha trasladado sus "condolencias" y las de sus convecinos a los "familiares y personas cercanas" a la víctima.

El regidor se ha mostrado "cauto", no obstante, a la hora de pronunciarse sobre las circunstancias del homicidio y ha apelado al secreto de sumario que el titular del Juzgado de Instrucción 1 de El Ejido, en funciones de guardia y encargado del caso, ha decretado sobre las actuaciones.

"Confiamos en que la línea de investigación que se sigue pronto pueda poner a disposición judicial a la persona que ha perpetrado este terrible crimen y se le pueda privar de libertad, por lo que será a su debido tiempo, cuando sea conveniente, cuando se podrá aportar más información", ha concluido.

La Policía Nacional mantiene las pesquisas para determinar la autoría y el móvil de esta muerte violenta, sobre la que no se descarta ninguna hipótesis hasta el análisis de la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal (IML) al cuerpo sin vida de Natasha P. y las evidencias encontradas por la Policía Científica en la pastelería.

Fue sobre las 21,45 horas de este sábado cuando un familiar de la mujer alertó al 112 del hallazgo del cuerpo sin vida en el referido establecimiento, situado en la calle La Rosa de la localidad. Al parecer, cuando la hija llegó al lugar se encontró a la víctima "tumbada en el suelo y con un charco de sangre alrededor.

Así, hasta el lugar se desplazaron efectivos sanitarios del 061 y agentes de la Policía Local y Nacional. El familiar que dio la voz de alarma indicó que podría tratarse de un robo, si bien se continúa investigando el suceso para esclarecer lo ocurrido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies