Fiscal mantiene la acusación a los dos guardias civiles juzgados por cohecho por unas gambas

 

Fiscal mantiene la acusación a los dos guardias civiles juzgados por cohecho por unas gambas

Actualizado 29/09/2010 16:28:56 CET

El jurado comenzará a deliberar a las 12,00 horas de este jueves

ALMERÍA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El fiscal ha mantenido este miércoles la acusación contra los dos agentes de la Guardia Civil que enfrentan una pena de un total de seis años de inhabilitación por la presunta comisión de un delito de cohecho por unas cajas de gambas valoradas en 300 euros durante la última sesión de la vista oral que se celebra ante la Audiencia Provincial con tribunal de jurado.

Fuentes judiciales han precisado a Europa Press que el presidente del tribunal de la Sección Segunda ha emplazado a este jueves a los miembros del jurado para dar inicio a la deliberación tras la entrega del objeto de veredicto que está prevista para las 12,00 horas.

El fiscal, que no ha modificado en lo sustancial el relato fáctico recogido en su escrito de acusación, ha sostenido que los números J.M.L.G. y J.S.G., destinados en el puerto de Carboneras (Almería), "idearon de común acuerdo" con un tercer procesado, P.C.E., tomar en beneficio propio parte de la carga de un pesquero de bandera argelina bajo la amenaza de dar cuenta de su presencia en puerto y precintar la mercancía.

Por su parte, las defensas de los guardias civiles se han reafirmado en la libre absolución y han señalado que no existió "dejación de funciones" por parte de los agentes ya que no recibieron las gambas, valoradas en 300 euros, de parte de los miembros de la tripulación del barco sino del tercer acusado en forma de regalo.

Según el relato del Ministerio Público, el 9 de enero de 2007 arribó al puerto de Carboneras el barco 'Sar Abadis' con una cantidad no determinada en su bodega de cajas de crustáceos que tacha de "susceptibles de ser vendidas fuera de los cauces reglamentarios en territorio español".

Ese día, los agentes J.M.G.L. y J.S.G., destinados en el Resguardo Fiscal, acordaron, con "omisión de sus obligaciones", destaca, el plan a través del tercer acusado, P.E.C., si bien ellos declararon en juicio que acudieron al pesquero para comprobar la veracidad de una denuncia de este último, que afirmaba que se estaba vendiendo en instalaciones portuarios marisco de manera irregular.

ESCUCHAS TELEFÓNICAS

A las 12,10 horas del 10 de enero, continúa el fiscal, se personaron en el barco los dos guardias civiles acompañados de un mecánico empleado de P.E.C. y, "en lugar de cumplir con sus obligaciones", instaron a la tripulación del buque a que le entregasen dos cajas de gambas a cambio de no comunicar su presencia a las autoridades aduaneras y precintar la mercancía, un extremo que han negado los procesados ante el jurado.

Tras conseguir lo que pretendían, el empleado recogió las cajas y las transportó hasta una furgoneta propiedad del tercer acusado, de donde, poco después, fueron recogidas por los agentes, que se las repartieron entre ambos.

En las actuaciones se incluyen varias conversaciones telefónicas que uno de los agentes mantiene con P.E.C. a bordo del barco para comunicarle que la tripulación es reticente al entregarle las cajas de gamas. Las intervenciones de las comunicaciones de los acusados, ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 2 de Vera, se enmarcan en la operación 'Mamola' contra el narcotráfico desarrollada en 2005 y de la que son ajenos los acusados.

El fiscal solicita para los funcionarios, además de los seis años de inhabilitación, el pago de sendas multas de 500 euros como presuntos autores de un delito de cohecho mientras que para el tercer acusado pide multa de 400 euros y dos años de inhabilitación al estimar que actuó como cooperador necesario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies