Fiscal rebaja a 4 años y 3 meses petición de pena a acusado de tirar por las escaleras a su pareja

Actualizado 28/01/2015 17:47:40 CET

ALMERÍA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha modificado la acusación contra el hombre enjuiciado este miércoles por amenazar presuntamente a punta de pistola a su pareja y de empujarla por las escaleras, y ha solicitado penas que suman cuatro años, tres meses y un día de prisión.

L.J.V.G., de 34 años, se enfrentaba inicialmente a una condena de diez años de cárcel por dos presuntos delitos de amenazas y un delito de lesiones presuntamente cometidos en febrero de 2014, durante una discusión que tuvo lugar en su domicilio, ubicado en Balanegra (Berja).

En el trámite de informes del juicio en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería, que ha quedado visto para sentencia, el Ministerio Público ha unificado las amenazas en un único delito y ha solicitado una pena de un año, tres meses y un día de prisión.

En el caso del delito de lesiones ha modificado el tipo al considerar que no pueden calificarse de agravadas pese a que la víctima habría perdido una pieza dental como consecuencia de la agresión y se ha remitido a jurisprudencia del Tribunal Supremo, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

La Fiscalía ha presentado una segunda calificación, subsidiaria, al igual que la acusación particular, que, en la principal, ha solicitado penas que suman ocho años de cárcel.

Según se recogía en el escrito de calificación provisional del Ministerio Público, el acusado y la víctima iniciaron una discusión en el domicilio de él en la mañana del 3 de febrero de 2014. En el transcurso de esta, él habría sacado un arma corta con el mango envuelto en cinta aislante blanca" y le habría apuntado en la frente al tiempo que le decía "tú no me vas a joder la vida, te voy a matar".

Tras esto, que hizo supuestamente con "ánimo de amedrentarla y causarle lógico temor y desasosiego", ella intentó quitarle el arma al tiempo que le espetaba "¿qué haces?, estás loco". Finalmente, no pudo, por lo que L.J.G.V. le propinó presuntamente un "fuerte golpe, la empujó por las escaleras y empezó a darle patadas mientras continuaba apuntándole con la pistola y diciéndole "me estás jodiendo y ahora vas a sufrir".

La víctima, aprovechando que él se había dado la vuelta para manipular el arma, intentó escapar pero el acusado la habría cogido "fuertemente del cuello del jersey" y la habría vuelto a golpear desoyendo como ella le decía "me estas ahogando, me estás ahogando".

La mujer cayó entonces al suelo, "boca abajo, quedando tendida en el suelo con la mitad del cuerpo en la escalera y la otra mitad en la acera" tras lo que consiguió "arrastrarse e introducirse en su coche" mientras escuchaba decir a L.J.G.V. supuestamente expresiones como "es mejor que te vayas, pero que vayas arreglá" o "¿Qué crees, qué no te voy a matar? Espera y veras. Empezando por ti y a toda tu familia".

La Fiscalía ha solicitado, asimismo, que el acusado no pueda acercarse a su excompañera sentimental a menos de 500 metros durante ocho años y el pago de 3.100 euros por daños morales ya que desarrolló un cuadro importante de ansiedad por el que precisó tratamiento psiquiátrico, a lo que hay que sumar el valor de la reposición mediante implante de la pieza dentaria que perdió.