Las fuertes lluvias obligan al desalojo de dos centros escolares en Mojácar y Garrucha

Actualizado 24/11/2011 15:18:03 CET

ALMERÍA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fuerte temporal de lluvia que azota la comarca del levante de Almería ha obligado este jueves a desalojar dos centros escolares en Garrucha y en Mojácar, han precisado a Europa Press fuentes del servicio unificado de emergencias 112, los bomberos de Turre y la Junta de Andalucía.

En Garrucha, la tromba de agua ha afectado a cuatro aulas prefabricadas del CEIP 'Ex Mari Orta' en las que dan clase alrededor de 120 alumnos de infantil y ha precisado la actuación de la Policía Local y Protección Civil al igual que en Mojácar, donde se ha visto afectado el CEIP 'Bartolomé Suárez' por anegación de

Fuentes municipales han detallado a Europa Press que, sobre las 10,45 horas se ha recibido aviso por parte de los docentes que alertaban de que el desagüe "no daba abasto y se estaba colando el agua por las grietas de las planchas metálicas del techo y por las ventanas".

Tras proceder al desalojo de los alumnos que se encontraban en estas aulas prefabricadas, desde la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía se ha aconsejado la suspensión de las clases en el resto de niveles educativos, que reciben docencia en un edificio de obras. En total, han indicado las mismas fuentes, se han visto afectados más de medio millar de escolares.

PLANTA BAJA INUNDADA

Por otro lado, fuentes municipales han informado a Europa Press de que en Mojácar algunos padres han acudido a recoger a sus hijos antes de que concluyese la jornada escolar en el CEIP 'Bartolmé Suárez' ante el temor de que las fuertes lluvias cortasen la carretera que da acceso al colegio, si bien, más tarde, se ha decidido suspender las clases en el módulo de infantil.

El agua que ha inundado la planta baja del inmueble ha sido achicada por el personal del centro aunque la medida preventiva se ha debido, según ha asegurado la Junta de Andalucía, a las filtraciones de agua que en un talud de tierra aledaño al centro se estaban produciendo hacía las pistas deportivas y que han causado preocupación en los padres.

En ambos municipios, bomberos, Policía Local y Protección Civil han tenido que actuar en anegaciones de vías públicas, bajos, sótanos y algunas viviendas aunque, de momento, no se ha contabilizado el número de actuaciones que, sólo en Garrucha, ascienden a una docena.