Guardia Civil rescata a dos escaladores en Sierra de Gádor tras sufrir uno una caída de cuatro metros

Momento en que izan al herido al helicóptero
GC
Publicado 14/05/2018 13:27:00CET

ALMERÍA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha rescatado a dos escaladores que se encontraban practicando escalada deportiva en el paraje Peñón Bernal de la Sierra de Gádor (Almería) después de que uno de ellos cayera desde una altura de cuatro metros y sufriese un fuerte golpe en la cabeza.

Los agentes de la unidad aérea, junto con especialistas en montaña, coordinados desde la Comandancia de Almería, se activaron a las 16,40 horas del sábado después de que un guardia civil recibiese la llamada de un amigo en la que le informaba del accidente.

Según los datos aportados, uno de los escaladores comenzó la ascensión de primero de cordada, por una de las paredes, cuando poco después se desprendió la piedra de la que se agarraba, por lo que se precipitó al vacío, ha indicado la Comandancia en un comunicado.

El accidentado presentaba varias heridas en la cabeza y en una mano, además de referir un fuerte dolor en la cadera, si bien se encontraba semiconsciente, por lo que los agentes instaron a su acompañante a mantener a esta persona despierta y abrigada hasta que el equipo de rescate de la Guardia Civil se traslade a la zona.

Rápidamente la Guardia Civil inició el dispositivo de rescate, coordinando las diferentes unidades participantes de las Comandancias de Almería y Granada, así como pasando aviso al 112, que hasta ese momento desconocía la incidencia, si bien dio aviso a los Bomberos del Poniente para apoyar al grupo de rescate de la Guardia Civil.

Una vez en el lugar, los agentes sobrevolaron la zona y comprobaron como el accidentado y su acompañante se encontraban a unos 120 metros del suelo, en el interior de un canal, zona de roca rota y descompuesta.

Mediante el apoyo parcial de un patín del helicóptero, a unos 30 metros por encima de los accidentados, descendieron varios agentes, que de manera inmediata montaron y aseguraron una cabecera de anclajes y una cuerda por la que hicieron rapel hasta la posición del herido, momento en que llegaron al lugar Bomberos del Poniente, que permanecen en la parte alta de la cabecera como apoyo.

Hasta los escaladores bajaron varios agentes de la Guardia Civil que con sumo cuidado introdujeron al herido en la camilla, para posteriormente, y una vez el helicóptero sobrevoló a unos 25 metros de altura sobre el grupo de rescate, anclar la camilla al cable de la grúa con gran dificultad.

Una vez esta enganchada la camilla al cable, el operador inició la maniobra de ascenso del accidentado, quien en todo momento estuvo acompañado de un agente, hasta que fue introducido en el interior de la bodega del helicóptero, que puso rumbo al Hospital de Torrecárdenas en Almería.

El resto de componentes de la Guardia Civil se quedaron junto a la acompañante del herido, que finalmente fue trasladada hasta Almería por los Bomberos del Poniente.

Una vez que el helicóptero terminó el traslado del accidentado, recogió a los agentes de la Guardia Civil que quedaron en la zona del siniestro mediante el apoyo parcial de un patín en un saliente de rocas, poniendo así fin a un laborioso rescate.

Contador