Intervenidos 900 kilos de hachís procedentes de Marruecos ocultos en embarcaciones de recreo

Hachís intervenido en embarcaciones de recreo en Almería
Europa Press/GuardiaCivil
Actualizado 27/06/2017 9:43:01 CET

ALMERÍA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la 'operación Beicon', se ha incautado en Almería de 883,525 kilos de hachís que iban a ser introducidos en territorio nacional en embarcaciones de recreo y han sido detenidos los siete presuntos integrantes de la organización que se dedicaba a introducir, a través de las costas almerienses, importantes partidas de hachís procedentes de Marruecos para su posterior distribución.

Durante la operación, se han intervenido tres vehículos y dos embarcaciones de recreo utilizados por la organización para el transporte de los alijos, según ha informado en un comunicado la Guardia Civil, que ha indicado, además, que la investigación se inició cuando los operadores de la Central Operativa de Servicios (C.O.S. 062) de la Guardia Civil detectaron mediante el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) un eco en uno de sus monitores procedente de una embarcación de recreo que se dirigía a la costa frente a Balerma-El Ejido (Almería).

Según la Benemérita, esta actuación es normal en dicha época pero a los agentes les llamó la atención la actitud de los ocupantes de la misma que, tras llegar a una milla aproximadamente de costa, realizaron movimientos extraños arrojando al mar varios bultos y abandonaron el lugar rápidamente. Así, ante la posibilidad de que hubieran arrojado y fondeado fardos de hachís, pusieron el hecho en conocimiento del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Almería.

Una vez en el lugar indicado, los agentes realizaron varias inmersiones en la zona para localizar los bultos arrojados desde la embarcación, logrando localizar a unos 25 metros de profundidad un total de 11 fardos de grandes dimensiones, con un peso total de 641,525 kilos.

Ante estas evidencias, la Guardia Civil inició la vigilancia sobre la embarcación que había fondeado el estupefaciente, detectando las actividades de una organización delictiva encargada de introducir importantes cantidades de hachís en embarcaciones de recreo aprovechando sobre todo el inicio de la época estival, en la que es más común el uso de las embarcaciones de este tipo por lo que aumenta el trasiego de embarcaciones entrando y saliendo de los puertos.

Los agentes encargados de la investigación comprobaron que la organización no se centraba solo en el fondeo del estupefaciente, sino que su principal forma de actuación consistía en preparar la introducción de la mercancía a través de un intercambio en alta mar donde una embarcación nodriza procedente de Marruecos y cargada de hachís trasvasaba en alta mar la mercancía a embarcaciones de recreo de la organización para pasar desapercibidas entre el resto sin levantar sospechas e intentar garantizar la introducción del alijo.

Una vez cargada la embarcación con el hachís, que ocultaban en dobles fondos, se dirigían a puerto aprovechando el ocaso del sol, momento en el que el tráfico de embarcaciones recreativas regresando a los puertos es mayor, quedando la embarcación y el alijo en el atraque hasta que poco a poco, y aprovechando las labores de mantenimiento de la embarcación, miembros de la red se hacían con la droga.

La organización determinaba transportar el estupefaciente en pequeños lotes, ya que es más fácil de ocultar en las embarcaciones ante la actuación de los agentes, si bien repetían los viajes hasta alta mar las veces necesarias hasta llegar a acumular grandes cantidades de hachís.

Estas formas de actuación del grupo quedaron confirmadas por la Guardia Civil que, tras las vigilancias realizadas sobre dos de las embarcaciones de la organización, iniciaron la fase de explotación y detuvieron a seis de los presuntos miembros, que trasladaban, ya fuera de una de las embarcaciones atracada en el puerto de Almerimar-El Ejido, 65 kilos de hachís.

Tras el registro practicado en el bote, la Guardia Civil localizó ocultos en un doble fondo practicado en la proa otros 35 kilos, lo que suma un total de 100 kilos de hachís que la red movía con esta embarcación.

Tras ello, los agentes llevaron a cabo el registro de una segunda embarcación amarrada en el puerto de Aguadulce (Roquetas de Mar) y propiedad de la organización junto con el propietario de la misma y en ella localizaron, en un doble fondo practicado en la cubierta, 142 kilos de hachís, por lo que procedieron a detener al responsable.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de El Ejido (Almería).

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies