A juicio este lunes en Almería acusado de disparar al portero de una discoteca y lesionar a un agente

 

A juicio este lunes en Almería acusado de disparar al portero de una discoteca y lesionar a un agente

Actualizado 19/02/2017 12:18:03 CET

ALMERÍA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Almería acoge este lunes la vista oral contra un acusado de disparar en hasta dos ocasiones contra el portero de un local de ocio de Aguadulce, en Roquetas de Mar (Almería), y de lesionar a uno de los dos agentes de la Guardia Civil que lo redujo en el transcurso de su detención.

M.A., de 33 años, se enfrenta a una petición fiscal de penas que suman 11 años de prisión como presunto autor de un delito de homicidio en tentativo, otro de lesiones y un tercero de tenencia ilícita de armas en el juicio que esta previsto se celebre ante el tribunal de la Sección Segunda.

Según el escrito provisional del fiscal, consultado por Europa Press, los hechos se desarrollaron en el local 'Soho' del centro comercial 501 de Aguadulce sobre las 2,30 horas de la madrugada del 9 de marzo de 2015, momento en el que el acusado, de nacionalidad francesa, se dirigió armado con una pistola semiautomática y sin su identificación al establecimiento en cuya entrada se encontraba la víctima.

El hombre, que no llegó a entrar en el pub, sacó el arma y apuntó con ella a la víctima "con la intención de acabar con la vida" del misma, de manera que efectuó dos disparos. En el primero de ellos, el proyectil alcanzó el abrigo y el cinturón del portero --valorados en 75 euros-- "sin llegar a impactar en su cuerpo".

En el segundo disparo, el cartucho "quedó obstruido en la ventanilla de expulsión del arma, impidiendo que esta pudiera seguir disparando". El hombre estaba provisto de una pistola "en perfectas condiciones para disparar" y "cargada con seis cartuchos de munición metálica" que también presentaban un buen estado de conservación.

Tras los disparos, dos agentes de la Guardia Civil que se encontraban en la zona fuera de servicio acudieron hasta donde estaba el hombre y, tras identificarse como agentes, trataron de reducir al procesado quien, "con total desprecio hacia su integridad física, forcejeó con ellos", de forma que lesionó a uno de los agentes en la mano derecha.

Con esto, el fiscal interesa para el acusado, en prisión provisional desde el día siguiente a su detención, nueve años por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa y otros dos años más por tenencia ilícita de armas. Además, le imputa un delito de lesiones por el que reclama dos meses de multa a razón de diez euros diarios.

Junto con esto, también solicita la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima o comunicarse con ella durante un periodo de 12 años así como el pago de 675 euros en concepto de indemnización y responsabilidad civil por las prendas deterioradas y los daños físicos que sufrió el agente. También interesa cinco años de privación del derecho de tenencia y porte de armas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies