La menor de 12 años regresa a un centro de protección por orden de Fiscalía tras su fuga el 5 abril

Actualizado 28/04/2011 13:51:42 CET

ALMERÍA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, ha informado este jueves de que la menor de 12 años cuya implicación en la muerte de un niño de seis años no descarta la Policía Nacional ha regresado a un centro de protección de menores de la Junta de Andalucía por orden de la Fiscalía de Menores hasta que se resuelva la investigación que instruye el juzgado número 3 de Granada.

Navarro ha precisado en declaraciones a los periodistas en Almería que la niña, quien se encuentra bajo tutela de la administración aunque ha declinado aportar más datos, se fugó el día 5 de abril del centro de protección de menores en el que estaba ingresada y que la Junta puso la "pertinente denuncia", por lo que la Policía "la estaba intentado localizar como es habitual en estos casos".

Ha subrayado, asimismo, que la familia, en concreto los progenitores que continúan en las dependencias de la Comisaría Provincial de Granada detenidos desde el miércoles, "en ningún momento pusieron en conocimiento de la Junta o de la Policía que la menor estaba con ellos" en el domicilio en el que residen en la calle Molino Nuevo de la capital granadina.

Navarro ha reiterado que la Fiscalía de Menores dispuso tras la muerte del niño Alejandro F. hace menos de 24 horas que la menor retornase a un centro de protección hasta determinar a través de la investigación policial y judicial qué ocurrió para que se precipitase por la ventana del edificio en el que vivía después de que ella le fuese a buscar para jugar.

La Policía Nacional no descarta la posibilidad de que pueda tener alguna responsabilidad y está intentando esclarecer el grado de implicación de la niña en el fallecimiento que se produjo a causa de la caída sufrida que le provocó un "traumatismo craneoencefálico y una hemorragia cerebral", según revela el primer informe de autopsia, que precisa que "estaba vivo antes" de precipitarse al vacío.