El padre de Mariluz acude a Níjar (Almería) para apoyar a los familiares del niño Gabriel

Un cartel anucia la desaparición de Gabriel Cruz
EUROPA PRESS
Publicado 01/03/2018 20:40:11CET

NÍJAR (ALMERÍA), 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Juan José Cortés, el padre de la niña onubense Mariluz, se ha desplazado este jueves a la pedanía nijareña de Las Hortichuelas en Almería para apoyar a los padres de Gabriel, el pequeño de ocho años que desde el pasado martes está en paradero desconocido y por el que se ha abierto una doble investigación de cara a encontrarlo.

"Aquí estamos con la familia, mostrando nuestro apoyo, dando el ánimo y la fuerza que les pueda transmitir", ha manifestado Cortés en declaraciones a Europa Press tras haberse cruzado Andalucía en su coche y haber llegado a Níjar durante la tarde, de forma que permanecerá en la localidad durante los próximos días salvo este viernes ante un compromiso ya adquirido en otra ciudad.

Así, ha mostrado su convencimiento de que el menor va a "aparecer tarde o temprano" al tiempo que ha subrayado que "la esperanza de encontrarlo no se puede perder" aunque se haya comentado la posibilidad de que la ausencia de Gabriel responda a una "desaparición forzosa dadas las circunstancias y el entorno en que se presenta".

"No da pie a que haya sido de manera voluntaria por el rastreo que se ha hecho en todos los rincones de la pedanía", ha añadido Cortés quien ha explicado que ha hablado con el padre del niño desaparecido, Ángel Cruz, y le ha trasladado que "no se puede venir abajo" y que "independientemente del abatimiento y del cansancio de estos días" tiene que "tirar para adelante" porque "en cualquier detalle o información está la pista que nos puede llevar hasta Gabriel".

Asimismo, Cortés le ha trasladado al progenitor del niño que tiene que estar "con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que son los que llevan la investigación", al tiempo ha valorado la respuesta dada por la sociedad civil y la atención prestada por parte de los medios de comunicación.

Cortés ha confesado que le ha costado "mucho" desplazarse hasta Níjar, pero que era "más que obligatorio" porque tenía que "dar ánimos a esta familia que lo pasa tan mal", de modo que no se podía "quedar en casa y ver el sufrimiento" que padecían los padres del menor. "Mi mujer no quería --que fuese-- porque sabe lo que me afecta a mí esta situación", ha dicho Cortés, quien, según ha explicado, sopesó iniciar el viaje la pasada madrugada.