Piden casi seis años de prisión al acusado de atropellar ebrio a un ciclista en Almería y fugarse

Publicado 26/03/2017 10:05:32CET

ALMERÍA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Almería ha solicitado cinco años y diez meses de prisión para un hombre acusado de haber atropellado mortalmente a un ciclista cuando conducía ebrio por una carretera de Níjar (Almería) y sin puntos en el carné, de forma que tras haberlo arrollado "unos 67 metros" hasta "lanzarlo despedido", "continuó la marcha en lugar de bajar del coche a socorrer a la víctima".

El Ministerio Público señala en su escrito provisional, consultado por Europa Press, que el acusado habría incurrido en un delito contra la seguridad vial en concurso con un delito de homicidio imprudente, por el que pide tres años y medio de prisión, así como un delito de omisión del deber de socorro, por el que pide dos años más, y un delito contra la seguridad vial, por el que interesa de forma adicional otros cuatro meses de cárcel.

Los hechos tuvieron lugar en abril de 2014, cuando el acusado conducía su turismo por la carretera de Níjar-La Cañada sentido Ruescas en el término municipal de Almería pese a que carecía de permiso de conducción ya que había perdido todos los puntos legalmente asignados a su carné de conducir. Igualmente, la Fiscalía estima que habría ingerido bebidas alcohólicas "en cantidad suficiente para disminuir sus facultades".

En esta línea, la ingesta de alcohol fue lo que, a criterio del Ministerio Público, "determinó que al intentar rectificar su trayectoria al salir parcialmente de la vía por el margen derecho" en un tramo "recto" y "con perfecta visibilidad", "perdiera el control del vehículo" y colisionara por alcance con la 'mountain bike' de la víctima.

De esta forma, el ciclista que iba provisto de casco y chaleco reflectante, fue desplazado sobre el capó del vehículo tras ser arrollado unos 67 metros hasta de salir despedido. Fueron las graves lesiones sufridas lo que le ocasionaron su fallecimiento "minutos después", según detalla el ministerio fiscal.

Con esto y tras sufrir el accidente, el acusado "con claros síntomas de embriaguez, continuó la marcha, en lugar de bajar del coche y socorrer a la víctima" así como "sin advertir a las asistencias sanitarias del suceso", con lo que "se dio a la fuga" con el vehículo "seriamente dañado".

Fue gracias a las gestiones policiales de la Guardia Civil cuando en la noche del mismo día se localizó el vehículo en el barrio de Costacabana y se detuvo al acusado, quien dos horas después "presentaba aún olor a alcohol", con lo que las pruebas de test arrojaron un resultado positivo de 0,48 y 0,45 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en las dos pruebas.

El acusado, que presentaba "dificultad al hablar, deambulación titubeante" y "halitosis alcohólica muy fuerte", se sometió a otra analítica en sangre para el contraste, que dio como resultado 060 gramos de litro de alcohol etílico en sangre.

El fiscal, que señala que los herederos del fallecido han renunciado a todo resarcimiento por haber sido ya debidamente indemnizados, aplica la atenuante de embriaguez al acusado en relación al delito de omisión de deber de socorro.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies