Recuperados en Ohanes dos ciervos cazados furtivamente en la sierra granadina de Gor

Actualizado 28/12/2010 11:04:36 CET

ALMERÍA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Almería ha recuperado en Ohanes dos ciervos cazados furtivamente en la sierra granadina de Gor y ha denunciado al cazador que los aprisionó por cazar sin ajustarse a la normativa cinegética y por incumplir las condiciones establecidas para el transporte de especies cazables declaradas comercializables, a la par que se le ha intervenido el rifle.

Según informa la Comandancia en una nota, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Cabo de Gata (Almería), tienen conocimiento de la existencia de un vehículo todo terreno con remolque, que al parecer transporta dos o tres cabras montesas, piezas de caza mayor, a la localidad de Ohanes (Almería).

Los agentes se personan en el lugar pero no localizan el vehículo, por lo que inician una búsqueda por la población, con el fin de localizarlo así como recopilar la máxima información. Los agentes encuentran finalmente el coche sin remolque, a la vez que tiene conocimiento de la existencia de un almacén, propiedad de una de las personas que al parecer han participado en la batida, por lo que realizan un apostadero con el fin de identificar a las personas que están dentro para evitar que saquen las piezas de caza que guardan en el interior.

Durante la investigación consiguen confirmar que hay dos piezas de caza que están en el interior del almacén. Así, con el permiso del propietario del almacén, acceden al interior donde localizan colgados dos ciervos desollados, con las cabezas separadas, los cuales habían sido abatidos en una montería que había tenido que ser suspendida por inclemencias meteorológicas en el término municipal de Gor (Granada), según manifiesta uno de los asistentes.

Tras contrastar los hechos, se constató que la montería no se había iniciado en ningún momento, por inclemencias del tiempo, así como que en caso de haberse llevado a cabo la montería, solo estaban autorizados a abatir un ciervo, por lo que los dos ciervos fueron abatidos sin autorización.

A continuación, y tras las comprobaciones pertinentes, la Guardia Civil procede a la intervención de un rifle y de las dos piezas de unos 100 kilos cada una, las cuales han sido entregadas a dos Instituciones Benéficas de Almería. Las correspondientes denuncias formuladas, han sido remitidas a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería, así como el arma y efectos intervenidos, puestos a su disposición y depositados en dependencias de la Guardia Civil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies