Subdelegación mantendrá cortado El Cañarete y estudia abrir un enlace a la A-7 por Las Colinas de Aguadulce

Un alpinista comprueba el estado de la roca en El Cañarete
EUROPA PRESS/SUBDELEGACIÓN
Publicado 06/11/2015 13:01:23CET

ALMERÍA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha explicado este viernes que finalmente la carretera N-340a que enlaza el núcleo roquetero de Aguadulce con la capital no podrá abrirse al tráfico la próxima semana ante el riesgo de "desprendimientos" de nuevas rocas comprobado tras la revisión de los alpinistas en la tarde-noche de este jueves, de forma que Carreteras estudiará la apertura de un enlace alternativo a la autovía A-7 a través de Las Colinas de Aguadulce para "descongestionar" el acceso del kilómetro 432 de Roquetas de Mar en horas puntas.

En rueda de prensa, el subdelegado ha explicado que la "paralización" de la apertura de El Cañarete se mantendrá hasta encontrar "la solución más acorde con las circunstancias". "Sería una imprudencia temeraria abrir la vía sin tener claro y definido cuál es la estabilidad del terreno y de la roca", ha asegurado García Lorca.

Así, tras visitar este mismo viernes la zona, ha anunciado que el Gobierno estudia vías "alternativas" para mejorar el acceso por carretera entre esta zona del Poniente y la capital, entre las que se encuentra la opción "a corto plazo" de crear un nuevo enlace con la A-7; una opción que se podría dilatar entre uno y dos meses debido al reglamento de Carreteras y la "normativa rigurosa" que implicar crear esta nueva vía.

No obstante, el subdelegado ha explicado que esta opción, para la que se podría habilitar un crédito extraordinario si fuera necesario, es la que "ha cobrado más fuerza" puesto que, según ha insistido, los embotellamientos que se producen especialmente a primeras horas de la mañana se deben a la situación de los nudos de acceso a la autovía, que desde el corte de la N-340a soporta el tráfico de unos 15.000 vehículos más.

Mientras, desde la Subdelegación han apuntado que los trabajos para resolver la situación de riesgo de desprendimiento, acentuada desde la madrugada del pasado lunes tras la caída de varias rocas en la calzada a causa de las lluvias, han comenzado.

DESMONTE CON "MICROEXPLOSIONES"

El análisis realizado por los escaladores ha constatado la fractura de la roca y la posibilidad de que grandes masas de rocas caigan al vacío. Así, se ha desechado la primera opción de intervención estimada al suponer que podría "inestabilizar más" la masa rocosa y se estudia la acometida de "microexplosiones" con la que ir "descarnando" el terreno hasta que quede estabilizado.

Estas "pequeñas actuaciones de demolición" están encaminadas a devolver la estabilidad a los taludes, que actualmente presentan grietas de tracción de unos 30 centímetros, lo que hace que cualquier microseísmo o las propias condiciones meteorológicas puedan hacer caer las rocas sobre la calzada. En esta línea, ha asegurado que se adoptarán las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Mientras tanto, el subdelegado ha indicado que la carretera estará cortada para todo tipo de usuarios, por lo que ha pedido la colaboración ciudadana en beneficio de su propia seguridad. "Está yendo mucha gente por curiosidad y ya se ha colado alguna bicicleta", ha apuntado García Lorca, quien ha avanzado que se va a ser más "riguroso" con los accesos.

El representante del Gobierno en la provincia ha manifestado también que él mismo alertó hace "años" de que esta situación se podía producir, por lo que es necesario articular un "plan de actuación integral" para la carretera, que "no se ha tocado desde los años 90" cuando se colocó la malla de protección sobre el acantilado. Pese a esto, ha reconocido que no se ha realizado ninguna acción en este sentido.

Igualmente, el subdelegado ha explicado que la creación de un tercer carril entre Almería y Roquetas de Mar por la A-7, actuación que ha aparecido en los presupuestos generales del Estado en los últimos años y que no se ha llegado a ejecutar, no habría supuesto una solución a los atascos de los últimos días porque el drenaje de la vía "es suficiente", toda vez que ha identificado los "cuellos de botella" en los nudos de enlace.

Pese a ello, ha valorado que la construcción de variante de Roquetas de Mar, dependiente de la Junta de Andalucía y que une la autovía con la parte más al sur del municipio, sí habría influido a la hora de que los usuarios cambiara sus opciones de viaje.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies