Susana Díaz: El recorte en la PAC es un "duro golpe" para el sector agroalimentario

Díaz dialoga con dos envasadoras de la cooperativa Vicasol en Almería
RAFAEL GONZÁLEZ (EUROPA PRESS)
Actualizado 17/05/2018 13:47:29 CET

VÍCAR (ALMERÍA), 17 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha considerado un "hachazo" al sector agroalimentario que el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 prevea "un recorte" del 16 por ciento en el presupuesto de la Política Agrícola Común (PAC) y ha advertido de que va a suponer un "duro golpe".

"Hemos hecho los deberes que nos pidió Europa y tenemos un sector de calidad y de excelencia, por lo que, ahora que la crisis ha pasado y estamos ante la reactivación económica, no se le puede meter un hachazo a las ayudas que recibe el sector", ha indicado.

En una intervención ante los socios de la cooperativa agrícola Vicasol, en Vícar (Almería), ha indicado que ya ha trasladado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la Comisión Europea su preocupación y les ha instado a que los países "pongan más dinero" para "quienes han hecho bien su trabajo".

"La primera, España, pero no podemos tener un marco comunitario que suponga un recorte en las ayudas del 16 por ciento y que, además, penalice al pequeño y mediano productor", ha reiterado la líder del ejecutivo andaluz, quien ha avisado de que la situación con respecto a las ayudas al desarrollo rural, "las que más nos afectan", podía llegar "al 26 por ciento de recorte".

Para Díaz, el campo andaluz ha hecho "lo que nos pidió" Europa y ha remarcado que ha sido el sector que ha aguantado muchos "envites" al tiempo que ha reivindicado el apoyo que "merece".

"Ahora, en este momento, en el que van a ir muy bien las cosas, porque van a ir bien, no se puede meter este hachazo", ha subrayado para exigir, desde la "lealtad absoluta con la defensa de los intereses de España en Europa", esa "misma lealtad con Andalucía y con su agricultura".

En esta línea, ha glosado algunos de esos hitos alcanzados a instancias de Europa y ha hecho alusión a la inversión en I+D+i, la "unión y generosidad" del sector más "ganar en tamaño" o para "internacionalizar nuestras empresas", así como el esfuerzo para facilitar el "relevo generacional" al frente de las explotaciones o llevar la incorporación de la mujer "a niveles razonables, afortunadamente".

"Hoy hemos ganado muchísimo mercado y uno de cada cuatro euros que el sector agroalimentario exporta al mundo es de Andalucía", ha ahondado para "pedir responsabilidad en un momento en el que nos estamos jugando mucho".

Al hilo de esto, Díaz, quien ha visitado las instalaciones de la cooperativa de Vícar que en 2015 recibió la Medalla de Oro de Andalucía, ha trasladado el compromiso de la Junta para "apoyar en todo lo necesario" a un sector "que no ha tocado techo" y que necesita "retener el valor añadido con costes justos y logística".

"Ninguna infraestructura que dependa de la Junta se va a quedar por el camino y voy a seguir reivindicando el Corredor Mediterráneo o costes justos y adecuados en energía y agua", ha dicho.

Díaz ha anunciado que los primeros 20 millones de euros de la partida global de 100 millones de euros para dotar en cinco años al Plan Renove de invernaderos se va a adjudicar en "verano" y ha detallado que son 160 los expedientes incoados de solicitud de ayudas.

Asimismo, ha señalado que la línea con 109 millones de euros para propiciar el relevo generacional al frente de las explotaciones "se convocará en breve".

La presidenta del Gobierno andaluz ha hecho referencia, asimismo, a las políticas en materia hídrica y ha asegurado que, de la parte que corresponde a la Junta, "no va a quedar ninguna infraestructura por hacer, haya o no haya pacto nacional del agua".

Ha advertido, no obstante, de que no va a dejar "de reclamar" que el Gobierno de Rajoy "haya la suya" con respecto a conducciones, desaladores o "incluso bonificaciones al agua desalada de hasta 30 céntimos como ya se hace en otras comunidades autónomas".

"No queremos más que nadie, queremos lo mismo", ha manifestado al tiempo que ha apuntado la posibilidad de impulsar un pacto del agua de ámbito andaluz.

Para Díaz, el sector agrícola "ha demostrado" tanto "responsabilidad como exigencia" en la gestión del agua y ha recordado que "gastamos diez veces menos que otras huertas del norte de España".

"Es un derecho básico que tiene que estar garantizado en todas las comunidades aunque abogó porque donde se produzca un buen uso de este bien, se reconozca y se premie", ha añadido.

Por último, ha apostado por la "unión" de las administraciones en el apoyo al sector agroalimentario para "protegerlo, mimarlo y acompañarlo" ante cifras que apuntan a 5.000 millones de euros de facturación en 2017, 110.000 empleos directos con 250 empresas y que han contribuido a la 31.000 millones de euros en exportaciones con un PIB andaluz de 166.000 millones. "Si Almería no hubiese tirado, serían cifras imposibles", ha concluido.