Juzgan mañana a acusada de intentar raptar a bebé en Hospital de Poniente simulando ser enfermera

Actualizado 25/11/2009 18:53:22 CET

ALMERÍA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial acoge mañana la vista oral contra una joven de 21 años para quien el fiscal solicita una pena de seis años de prisión por intentar raptar a un bebé recién nacido en el Hospital de Poniente, en El Ejido (Almería) haciéndose pasar por una enfermera del centro.

M.I.M.M., que se sentará en el banquillo ante el tribunal de la Sección Tercera, está acusada de un presunto delito de detención ilegal por el que el Ministerio Público interesa además el abono de una indemnización de 3.000 euros por daños morales a los padres del pequeño, quienes, con ayuda de efectivos del servicio de seguridad del centro sanitario, lograron darle alcance cuando se disponía a huir con el recién nacido en brazos.

La joven era detenida a las 07,40 horas del 14 de octubre de 2008 después de que, tras simular ser una enfermera del servicio de neonatología del hospital, se introdujese en la habitación 119 y dijese a los padres de un bebé que tenía que llevárselo para realizarle unas pruebas rutinarias.

Una vez abandonó la estancia con el pequeño entre los brazos, el progenitor sospechó de la excusa ofrecida por la joven, quien no vestía el uniforme reglamentario, y que, por tanto, podría tratarse de una impostora, por lo que dio aviso a los vigilantes del centro, quienes abordaron a la joven cuando se disponía a salir del ascensor y se dirigía al exterior.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de detención ilegal previsto en el artículo 163.1 del Código Penal y solicita la imposición de la pena en su grado superior ya que, tal y como se recoge en el artículo 165 del Código Penal, la acusada ejecutó el acto delictivo con "simulación de autoridad" y sobre una "víctima menor de edad".

EN LIBERTAD PROVISIONAL

M.I.M.M., en libertad provisional, era detenida por agentes de la Policía Nacional que, en ese momento, le atribuyeron una "actitud violenta derivada de una crisis de ansiedad" que mantuvo una vez fue traslada a las dependencias de la Comisaría Provincial, donde no cesaba de repetir que se iba a "matar" y precisó ayuda para retomar la calma.

Durante su declaración, relató que tan sólo quería contemplar "y sentir en sus brazos" al recién nacido, de apenas 24 horas de vida, y negó que quisiera raptarle o hacerle daño. De hecho, el bebé fue rescatado por su padre en perfecto estado de salud.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies