TS confirma once años para dos jóvenes por una paliza a una mujer para robar móvil y pantalones

Actualizado 30/05/2010 13:42:01 CET

ALMERÍA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la pena individual de cinco años y medio de prisión para dos jóvenes de 33 y 31 años que, en diciembre de 2007, abordaron a una mujer cuando ésta transitaba por el barrio de Cortijos de Marín, en Roquetas de Mar (Almería), y le propinaron una paliza para, después, sustraerle el bolso y los pantalones que vestía.

La sentencia del Alto Tribunal, a la que tuvo acceso Europa Press, desestima los recursos de casación interpuestos por la defensa de Seydou T. y Founeke K., quienes niegan su relación con los hechos o con la víctima, además de cuestionar la validez del reconocimiento que hizo de ellos.

Sostiene el Supremo que, durante la vista oral celebrada ante la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, quedó "suficientemente acreditada" la autoría por parte de los dos acusados ya que la mujer fue incluso capaz de precisar, al reconocerlos, que uno "había adelgazado" desde los hechos. Su testimonio fue corroborado por un testigo, cuya intervención permitió retener a uno de ellos hasta la llegada de los agentes de la Guardia Civil.

Apunta, en esta línea, frente al argumento de las defensas de que sólo participaron en lo que califica de falta de hurto y pese a que la víctima identificó a uno de los agresores como "rubio con perilla", que quedó también constatado durante el acto de juicio que, junto a personas no identificadas, estuvieron implicados en el ataque.

La sentencia de origen condenó a ambos acusados como autores de sendos delitos de lesiones y de robo con violencia, por los que les impuso penas de dos años y tres años y seis meses de cárcel, respectivamente. Les obligó, además, al abono de 3.235,12 euros a la víctima en concepto de indemnización.

El fallo les absolvió, no obstante, como autores de un delito de agresión sexual por el que el fiscal interesaba otros dos años de prisión al estimar que no actuaron guiados por "ánimo libidinoso" al quitarle los pantalones ya que, tal y como manifestó la mujer ante la sala, "no hubo tocamientos ni se tumbaron sobre ella".

La víctima fue abordada a las 23,15 horas del 5 de diciembre de 2007 por los dos jóvenes, en compañía de otros cuatro individuos no identificados, que "con intención de dañarla en su integridad física", le dieron una bofetada en la cara y la empujaron hasta hacer que cayese al suelo, donde continuaron pegándole puñetazos y patadas por todo el cuerpo.

Durante el ataque, aprovecharon para robarle el bolso, que llevaba en su interior un terminal de teléfono móvil Nokia N70, y quitarle los pantalones, momento en el que pasó un vehículo por la zona. La víctima sufrió "contusiones faciales múltiples con hematomas e inflamación" por las que precisó cura local, profilaxis antitetánica y posterior tratamiento quirúrgico consistente en cuatro puntos de sutura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies