NECESIDAD DE DIÁLOGO Y CONSENSO EN UNA ANDALUCÍA PARA TODOS

Este año celebramos el X Aniversario de la aprobación de la reforma del Estatuto de Autonomía andaluz, un Estatuto hecho y pensado para una Andalucía dentro de la España Constitucional.

La unidad y la apuesta por una Andalucía de primera se volvió a poner de manifiesto hace 10 años, cuando los que trabajamos por una Andalucía para todos supimos tener altura de miras, voluntad y generosidad para alcanzar el máximo techo estatutario dentro del respeto a la Constitución y siempre en pro de nuestra tierra.

El reto era avanzar en la calidad de la educación, superar desigualdades, luchar contra el fracaso escolar, defender y promocionar el riquísimo patrimonio histórico, modernizar nuestra agricultura y ganadería como sector productivo, superar la pobreza, es decir, cumplir el sueño de Blas Infante.

El camino no fue fácil, pero al final conseguimos, entre todos, consensuar un Estatuto que podía transformar la realidad de la Andalucía del siglo XXI. La reforma estatuaria fue ambiciosa, pero llegamos a construir un Estatuto al servicio de los intereses de Andalucía.

Por desgracia, diez años después, los grandes objetivos que planteamos con la reforma del Estatuto siguen pendientes, debido a la falta de ambición del Gobierno autonómico, que no desarrolla ni gestiona lo que en él se contempla.

El 13 de septiembre de 2006, ante el congreso de los Diputados, dije “este Estatuto no puede ser la fotografía de hoy ni de mañana, sino que tiene que ser la fotografía de los próximos 25, 30 años… La fotografía que perdure en el tiempo porque es un Estatuto útil para nuestra tierra, respetuoso con lo que más nos une, que es nuestra Constitución y que represente la totalidad de los andaluces”.

Hoy reitero la creencia en que este Estatuto es útil, respetuoso con la Constitución y que defiende la voz plural de Andalucía. Un Estatuto garantista que nos permite formar parte del proyecto común de España y que no debe ser papel mojado para el Gobierno andaluz.

Los ciudadanos nos piden diálogo, consenso, dejar atrás la confrontación permanente, reconstruir un nuevo escenario de acuerdos tal y como hicimos hace 10 años. Y es que Andalucía siempre ha sido pieza clave y fundamental para España, una Andalucía mejor hace posible una España mejor, pero eso sólo se será posible con un Gobierno andaluz que deje la confrontación de lado y se ponga verdaderamente al servicio de todos los andaluces, sin excepción.

ANTONIO SANZ CABELLO, EXPORTAVOZ DEL PP EN EL PARLAMENTO ANDALUZ Y ACTUAL DELEGADO DEL GOBIERNO EN ANDALUCÍA.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies