LA REFORMA DEL ESTATUTO, EJEMPLO DE NEGOCIACIÓN Y CONSENSO

Juanma Moreno

La reforma del Estatuto de Andalucía, de la que ahora se cumplen diez años, supuso un momento excepcional en el debate político en Andalucía, un debate marcado por la negociación flexible entre los grupos parlamentarios que condujo a la aprobación de un texto consensuado, que actualizó el estatuto de 1981 y planteó nuevas metas de autogobierno para Andalucía.

A juicio del PP andaluz, el Estatuto es una poderosa herramienta para hacer de Andalucía una tierra competitiva en España y en Europa. Andalucía lo tiene todo para ser una tierra líder pero los indicadores económicos y educativos siguen estando muy alejados de la convergencia con otras regiones y otros países de nuestro entorno. El PSOE nos demuestra a diario que utiliza el Estatuto como adorno o para la confrontación.

El Estatuto de 2007 recoge principios que se han demostrado muy necesarios. Es el caso del derecho de los andaluces a una buena administración, pues ha sido precisamente en la última década cuando hemos conocido los grandes casos de corrupción y mal gobierno que afectan a los gobiernos socialistas de Andalucía.

El motivo no es otro que la falta de interés de los sucesivos gobiernos del PSOE para desarrollar el Estatuto de Autonomía. El PSOE ha demostrado en estos diez años su incapacidad para gestionar en todos los campos posibles: el empleo, la Justicia, la sanidad o la educación. El modelo socialista está agotado.

Para enmascarar su falta de iniciativa, el Gobierno de Susana Díaz sobreviva buscando enemigos exteriores, aunque sean ficticios, a los que achacar todos sus males e incapacidades, como hace a diario con el Gobierno de la Nación, que es además el que más ha ayudado a esta tierra.

Pero no puede haber excusas. Con las armas de las que nos dota ese Estatuto, un Gobierno del PP en Andalucía situaría a nuestra tierra a la vanguardia, que es el lugar que debe ocupar y que pronto va a ocupar. Para ello sería necesario recuperar la altura de miras que presidió aquel acuerdo y que hoy echamos de menos en las actuaciones del Gobierno de Susana Díaz, acostumbrado a la imposición y al ‘ordeno y mando’. Andalucía y los andaluces se merecen que hagamos ese esfuerzo.

JUANMA MORENO, PRESIDENTE DEL PP DE ANDALUCÍA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies