Más del 40% de los accidentes de autónomos andaluces se registran en el sector servicios en 2017

Isabel Fernández, Jesús González y José Luis Perea
ATA
Publicado 13/07/2018 13:39:15CET

Uno de cada cinco autónomos tiene cubiertos los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

SEVILLA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sector servicios ha sido el grupo de actividades con mayor siniestralidad entre los autónomos andaluces, con 945 accidentes registrados, es decir, el 42,1 por ciento del total, según un estudio sobre siniestralidad del colectivo autónomo en Andalucía en 2017 realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y Mutua Universal.

El vicepresidente de relaciones institucionales de ATA y director de área de prevención, José Luis Perea, ha presentado este viernes el estudio en el que también se recoge que "los autónomos andaluces sufren accidentes más graves que los asalariados" y que el 97,15 por ciento de los accidentes de los autónomos de Andalucía en la jornada de trabajo son de grado leve, frente al 98,69 por ciento de los trabajadores por cuenta ajena.

Además, Perea ha estado acompañado en la presentación por el director general de relaciones laborales, seguridad y salud laboral de la Junta de Andalucía, Jesús González, y por la directora de Zona Mutua Universal, María Isabel Fernández.

Asimismo, de los accidentados autónomos, el 2,59 por ciento se consideraron 'accidente grave' frente al 1,15 por ciento de los trabajadores por cuenta ajena, el 0,18 por ciento han sido calificados como 'muy graves' frente a únicamente el 0,05 por ciento de los trabajadores asalariados de Andalucía que sufrieron un accidente.

En cuanto al porcentaje de mortalidad, ha sido ligeramente superior en el caso de los trabajadores andaluces asalariados frente a los autónomos (0,09% autónomos, 0,11% asalariados), según se recoge en el estudio.

Perea también ha explicado que en diciembre de 2017, el número total de autónomos inscritos en contingencias profesionales en Andalucía ascendía a 117.207 personas, lo que representa una cobertura del 22,9 por ciento del total del colectivo (511.089 autónomos a cierre de diciembre de 2017), porcentaje ligeramente superior al 18,9 por ciento registrado, de media, en España. "Únicamente uno de cada cinco autónomos de Andalucía tiene cubiertas las contingencias profesionales (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales)", ha recordado.

Por ello, los resultados que se recoge en el informe únicamente hacen referencia a ese 22,9 por ciento de autónomos que tienen contratadas las contingencias profesionales, que son de los que se disponen datos.

Así, ATA ha destacado que en 2017 se notificaron en el Declaración Electrónica de Trabajadores Accidentados (Delt@) en Andalucía un total de 99.286 accidentes de trabajo, de los que el 97,7 por ciento (97.044) correspondieron a trabajadores del Régimen General, y 2.242 fueron del Régimen Espacial de Trabajadores Autónomos (el 2,3%). Además, el informe señala que dos de cada cien autónomos (el 2,3%) que cotizaban en Andalucía por accidente de trabajo tuvieron un accidente laboral en 2017.

POR SECTORES

De los 2.242 accidentes sufridos por los autónomos de Andalucía a lo largo del pasado ejercicio, un total de 945 --el 42,1 por ciento-- se corresponden con actividades relacionadas con el sector servicios. Le siguen agricultura y construcción, con 491 y 423 autónomos accidentados, respectivamente, mientras que 208 de los autónomos accidentados en el conjunto de 2017 pertenecían a la industria y un total de 175 fueron del sector transporte, según ha explicado ATA.

Asimismo, la asociación de autónomos ha señalado que al analizar el índice de incidencia, es decir, el número de accidentes durante la jornada laboral por cada 100.000 trabajadores expuestos al riesgo, el sector de la construcción es "el de mayor incide de incidencia (4.240), seguido del transporte (3.192), industria (3.116 accidentes), agricultura (1.914) y sector servicios, que a pesar de ser el que porcentualmente más accidentes ha registrado, el índice de incidencia ha sido el menor, con 1.361 accidentes".

El informe también muestra que "prácticamente la mitad de los accidentes --el 46,7 por ciento-- que han sufrido los autónomos en Andalucía han sido entre trabajadores de más de 45 años, teniendo el 16 por ciento más de 55 años. Sin embargo, los jóvenes de menos de 25 han sido los menos accidentados, al registrarse únicamente 40 accidente, el 1,8 por ciento del total. Asimismo, los autónomos en el tramo de edad comprendido entre 35 y 44 años han registrado el 36,17 por ciento de los accidentes ocurridos en el conjunto de Andalucía.

Durante el 2017 las lesiones más frecuentes entre autónomos han sido esguinces, torceduras y distensiones, que han concretado cuatro de cada diez accidentes, concretamente el 38,36 por ciento del total. Seguidas de fractura cerradas y lesiones superficiales y cuerpos extraños en los ojos, siendo respectivamente, el 11,86 por ciento y 10,70 por ciento del total, y todas ellas, junto con heridas abiertas y subluxaciones, abarcan el 76,36 por ciento del total de lesiones.

MÁS SINIESTRALIDAD POR LA MAÑANA

ATA ha alertado de que el momento de mayor siniestralidad se centra en la franja horaria que va de las 10,00 a las 12,00 horas, periodo en el que en Andalucía se han producido un 42,9 por ciento de los accidentes, mientras que en el caso de los trabajadores por cuenta ajena, en este periodo se han producido el 32,2 por ciento de los accidentes.

Igualmente, Granada y Málaga han sido las provincias donde se han registrado dos accidentes
mortales de autónomos en el conjunto de 2017 y en Sevilla y Almería, no se ha producido ningún accidente mortal ni 'muy grave'.

En términos absolutos, las provincias donde se han registrado más accidentes laborales de autónomos que cotizan por accidente de trabajo han sido Málaga, con un total 381 autónomos accidentados, Sevilla (367 accidentes de autónomos) y Cádiz (340 autónomos accidentados).

"Los datos que presenta este informe no dejan de ser preocupantes, y más si se tiene en cuenta que no se conocen todos los accidentes que se producen, ya que sólo uno de cada cinco autónomos cotiza por en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional", ha lamentado el vicepresidente de relaciones institucionales de ATA.

Asimismo, también ha detallado que "la carencia de verdaderas medidas preventivas que sufre el sector y la dejación por parte de la administración de las funciones de tutela preventiva que le enconmienda el Estatuto de los Trabajadores Autónomos (LETA) son parte de las causas".

"En la actualidad prácticamente no existen programas preventivos por parte de las administraciones tendentes a desarrollar una cultura preventiva dentro del colectivo de autónomos que palien esta sangría y es algo que se lleva demandando mucho tiempo", ha señalado José Luis Perea.

Por último, ATA ha recomendado fomentar la cultura preventiva entre el colectivo de forma que "permita la implantación de la prevención de riesgos laborales tanto entre los autónomos personas físicas como aquellos que sean empleadores".

Para ello, ha sugerido que se propicien "programas públicos que faciliten de manera gratuita acciones de formación, información y asesoramiento en materia preventiva dando así cumplimiento y concreción al artículo 8 del LETA que atribuye a las Administraciones Públicas las tareas de tutela y vigilancia sobre las condiciones preventivas de los autónomos".