Operación Minerva, ejemplo de que la seguridad de fronteras corresponde a la UE

Actualizado 08/09/2014 21:17:40 CET

ALGECIRAS (CÁDIZ), 8 Sep. (EUROPA PRESS) -  

   El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presido este lunes en Algeciras (Cádiz) la clausura de la Operación Minerva 2014, que constituye "un ejemplo de que la responsabilidad de garantizar la seguridad de nuestras fronteras es una responsabilidad colectiva de todos los países de la Unión Europea (UE)", a la que reclama "mayor implicación y apoyo".

   En declaraciones a los periodistas, Cosidó ha indicado que la Operación Minerva, un dispositivo especial contra la inmigración irregular desarrollada durante mes y medio, es "muy importante para España y para el conjunto de la UE", resaltando que han participado 16 países en esta operación liderada por la Policía Nacional y coordinada por la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembro de la Unión (Frontex).

   Señala que, durante la operación, se ha controlado a más de 200.000 personas que han pasado por Ceuta y las localidades gaditanas de Algeciras y Tarifa. Asimismo, se ha controlado a cerca de 50.000 vehículos y se ha detectado a "más de 300 inmigrantes irregulares".

   Asimismo, como resultado de esta labor de vigilancia y control se han recuperado 32 vehículos robados y se ha detenido a más de 270 personas por facilitar la entrada irregular de inmigrantes o la comisión de otros delitos. Igualmente, se han intervenido 118 documentos falsos.

   Cosidó ha enfatizado que "se trata de la operación más importante de la Unión Europea contra la inmigración ilegal y es una buena muestra de que las instituciones europeas tienen que implicarse en la seguridad de nuestra frontera exterior, una responsabilidad que implica a todos los países miembros y no únicamente a los estados de la frontera sur".

88 AGENTES DE 16 PAÍSES

   Detalla que en la Operación Minerva ha intervenido España junto con otros 15 países europeos, y en ella han participado un total de 88 policías de frontera de los países implicados, entre ellos expertos en documentos falsos y guías caninos.

   Del 30 de julio al 8 de septiembre, los agentes desplegados en la operación han reforzado los controles para la lucha contra la inmigración irregular en los puertos de Algeciras, Ceuta y Tarifa, puntos de entrada desde Marruecos al espacio Schengen.

   Los días clave del dispositivo han sido del 27 al 31 de agosto, fechas en las que los policías han controlado 195.913 personas y 46.572 vehículos.

   Gracias a estos controles, los agentes han efectuado 274 detenciones, destacando las que se han producido por reclamaciones judiciales, detectadas gracias a las mejoras de los medios técnicos en las cabinas de control de entrada de los puestos fronterizos.

   Entre estos arrestos se encuentran también presuntos autores de la comisión de diversos delitos tales como tráfico de drogas, tráfico ilícito de vehículos y facilitación de la entrada clandestina de inmigrantes previo pago de importantes cantidades de dinero.

DIMENSIÓN HUMANITARIA

   El director general de la Policía ha resaltado también la "dimensión humanitaria" de esta operación, durante la que se ha rescatado a "más de 100 personas" que venían "en condiciones muy malas y que, en ocasiones, han tenido que recibir asistencia inmediata por parte de los policías" y su traslado a centros hospitalarios.

   Estas personas venían ocultas en los espacios más insospechados de diferentes medios de transporte, soportando elevadas temperaturas y con riesgo de morir asfixiados. Algunos de ellos iban ocultos en las hélices de embarcaciones, en la estructura de vehículos, dentro de maletas o en los bajos de camiones.

   En este sentido, apunta que la misión fundamental de la operación es de seguridad y de control de las fronteras, aunque entiende que debe destacarse ese "espíritu humanitario que siempre está en los funcionarios de la Policía Nacional y en el resto de policías europeas que han colaborado en esta operación".

EXPERTOS EN DOCUMENTOS FALSOS

   Apunta que uno de los 'modus operandi' más empleados para acceder al territorio Schengen es el uso del fraude documental. Para ello, se ha contado también con expertos en detección de documentos falsos en frontera de todos los países participantes y con avanzados medios técnicos que permiten detectar cualquier anomalía que puedan presentar los documentos de viaje.

   Los documentos más falsificados por nacionalidades son españoles, belgas, franceses, italianos y en menor medida griegos y búlgaros.

   Además, por primera vez en una operación conjunta, se ha incorporado al Centro de Coordinación de la operación un equipo móvil de cooperación internacional del Cuerpo Nacional de Policía, integrado por representantes de las oficinas centrales nacionales de Interpol, Europol y Sirene, junto con una oficina móvil y un analista de la sede de Europol en La Haya.

   Esta colaboración ha permitido, en la fase más crítica de la Operación Paso del Estrecho (OPE), una actividad en tiempo real y sobre el terreno de las principales agencias y organizaciones involucradas en la lucha contra la criminalidad, con el acceso y consulta simultáneos a bases de datos nacionales, europeas e internacionales, consiguiendo la fluidez de los flujos migratorios sin disminuir la seguridad en los controles.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies