Atlántida realiza por tercer año el control de las piscinas de engorde de atún rojo de la almadraba de Barbate (Cádiz)

 

Atlántida realiza por tercer año el control de las piscinas de engorde de atún rojo de la almadraba de Barbate (Cádiz)

Piscina de engorde de atún rojo
EUROPA PRESS/PESQUERÍAS DE ALMADRABA
Publicado 11/06/2017 10:51:41CET

CÁDIZ, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La empresa gaditana Atlántida Medio Ambiente realiza por tercer año consecutivo el Plan de Vigilancia y Control de las instalaciones de engrasamiento del atún rojo en la almadraba Ensenada de Barbate (Cádiz), dando cumplimiento así a las medidas de seguimiento establecidas en la resolución de la Autorización Ambiental Unificada (AAU) del proyecto.

Según han explicado desde Atlántida a Europa Press, se da la circunstancia de que la almadraba de Barbate es actualmente la única del mundo que captura el atún rojo salvaje con este arte tradicional y sostenible y lo mantiene varios meses en unas jaulas de redes para su comercialización tardía. En ese tiempo, el atún es engordado con una alimentación natural a base de caballas, sardinas y arenques, principalmente.

Este alimento natural depende de la disponibilidad del mercado y se le da prioridad a las especies procedentes de las lonjas de Barbate y alrededores. Las especies suministradas componen una dieta variada que cubre los requerimientos nutricionales del atún rojo. La cantidad ingerida también es variable, ya que durante ese periodo los atunes no demandan una cantidad fija diaria de alimento. Por eso se realiza una alimentación 'ad libtum' o a saciedad.

La empresa Pesquerías de Almadraba, S.A., propietaria de la almadraba Ensenada de Barbate, decidió hace unos años modificar su estrategia de faena y sustituir las tradicionales 'levantás' por estas instalaciones de engrasamiento. Así, encargó a Atlántida Medio Ambiente elaborar el proyecto de ampliación de las piscinas de engorde y tramitar el procedimiento de AAU y de ampliación de la autorización de cultivos marinos, pasando en 2015 de tres a seis jaulas tras obtener el visto bueno de la Administración competente.

En este punto, cabe señalar que el hecho de que tenga autorización para seis jaulas de engorde no significa que todas ellas sean utilizadas, ya que este aspecto viene determinado por la cuota de pesca permitida para cada campaña.

Para la AAU --necesaria por el volumen de producción que obtendrían con el aumento del número de piscinas-- Atlántida hizo un estudio de impacto ambiental y redactó un proyecto ambiental. Así, entre otras cuestiones se realizaron unos muestreos de sedimentos y de agua, así como unos transectos visuales con buzos en la zona en la que se pretendían ubicar las nuevas instalaciones de engrasamiento.

De esta manera, los técnicos de Atlántida pudieron obtener una imagen de cómo se encontraba ese espacio antes de realizar la ampliación, sirviendo de referencia para el seguimiento anual que se viene haciendo de los fondos donde se ubican las piscinas de engorde.

CÓMO FUNCIONA

La almadraba es un arte tradicional que ya utilizaban hace 3.000 años los fenicios. Se trata de un arte de pesca pasivo que aprovecha el flujo migratorio del atún, que es el que se desvía y entra por sí solo en el copo --la red central-- después de todo el laberinto de la almadraba.

En el caso de la almadraba Ensenada de Barbate, el copo tiene un pasillo de red que conecta directamente con las piscinas de engorde. Para garantizar el cumplimiento de las exigencias europeas y de los organismos internacionales --concretamente de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés)--, en dicho pasillo hay un sistema de cámaras y sensores conectados a un software que permite determinar el número de atunes y su peso al entrar en la almadraba, aplicando una serie de algoritmos para calcularlo a partir de su volumen.

De esta manera se garantiza el escrupuloso cumplimiento de la cuota de pesca asignada. Y es que, tal y como señala el propio Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, esta es la pesquería más controlada del mundo, con un enorme despliegue de medios, incluidos inspectores nacionales, de la Comisión Europea y observadores internacionales.

Posteriormente, tras ser engordados durante varios meses con alimentación natural, los atunes son extraídos a finales de verano y son pesados. La diferencia con el peso inicial es la producción real, las toneladas de engorde. Su principal mercado es Japón, donde este producto es muy apreciado tanto por la procedencia del atún como por su alto contenido en grasa y la forma en la que ésta se ha generado, que le aporta unas propiedades más valoradas que las de los atunes procedentes de granjas de engorde.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies