La Audiencia juzga este miércoles a cuatro acusados de alijar 2.570 kilos de hachís en Chipiona

Actualizado 25/01/2012 6:52:32 CET

CÁDIZ, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Cádiz juzgará este miércoles a cuatro hombres que presuntamente participaron en el desembarco de un alijo de 2.570 kilos de hachís en una playa de Chipiona (Cádiz), cuyo coste en el mercado ilícito ascendería a más de 3,6 millones de euros, en el que resultó herido leve un agente de la Guardia Civil.

La Fiscalía solicita para los cuatro encausados una pena de seis años de prisión por un delito contra la salud pública, mientras que a tres de ellos les suma diez meses más de prisión, por un delito de resistencia, y cuarenta días de multa, 240 euros, por una falta de lesiones. Además, en materia de responsabilidad civil, solicita que los tres indemnicen con 335 euros al agente de la Guardia Civil por las lesiones que le causaron.

Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron el 28 de abril de 2011, sobre las 00,30 horas de la madrugada, cuando uno de los acusados --F.P.R., el único español, ya que el resto son de nacionalidad marroquí-- acudió junto a otras personas, cuya identidad no ha sido acreditada, a la zona conocida como Las Galerillas, de la playa Las Tres Piedras, en Chipiona, con la finalidad de participar en el desembarco de un alijo de hachís, que era trasladado por los otros tres acusados en una embarcación neumática de diez metros de eslora.

Avistada la embarcación por patrulleras del servicio marítimo de la Guardia Civil, los agentes divisan la embarcación varada a escasos metros de la orilla, así como un vehículo todoterreno con remolque y sin matrícula, propiedad de F.P.R., que se había adentrado en la orilla marcha atrás para cargar los bultos de hachís desde la embarcación.

Al observar la presencia policial, el conductor del vehículo emprende la huida hasta refugiarse en el bar que regentaba, donde fue detenido posteriormente.

Al mismo tiempo, los otros tres acusados tratan de reflotar la embarcación con la intención de darse a la fuga, mientras arrojan por la borda 68 fardos de hachís, que fueron posteriormente recuperados, mientras la Guardia Civil, acompañada de un agente de la Policía Local, se adentran en el mar para evitar su huida, subiendo en la embarcación, donde se produce un forcejeo en el que resultó herido leve uno de los agentes, aunque finalmente fueron reducidos y detenidos.

En el interior de la embarcación, localizan otros 15 fardos más de hachís, además de teléfonos móviles, un teléfono satélite y cargadores.

Analizada y pesada por técnicos de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno de Cádiz, la droga alcanzó un peso de 2.570 kilos, cuyo coste en el mercado ilícito ascendería a 3,6 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies