El Oratorio de San Felipe seguirá como templo y la Junta y el Obispado negocian por el edificio anexo

Actualizado 24/10/2007 14:56:20 CET

CÁDIZ, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicario general de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Guillermo Domínguez Leonsegui, anunció hoy que finalmente el Oratorio de San Felipe Neri seguirá como templo con uso litúrgico al haber quedado fuera de las negociaciones con la Junta para el proyecto que la Administración andaluza pretende realizar con motivo de la conmemoración del bicentenario de la Constitución de 1812, ya que el nuevo planteamiento de la Junta es negociar por el edificio anexo al templo.

En rueda de prensa, Domínguez Leonsegui señaló que ha sido la propia Junta la que ha descartado el Oratorio para su proyecto, por lo que las negociaciones entre Iglesia y Administración autonómica se centran ahora en el edifico anexo, del que el Obispado está esperando el proyecto. No obstante, indicó que el Oratorio seguirá disponible, "como hasta ahora", para la celebración de algunos eventos conmemorativos de tipo constitucional.

En cuanto al futuro del Oratorio, el vicario señaló que será restaurado "gracias a la contribución" del Consorcio del Bicentenario y de la Junta de Andalucía. En este sentido, el responsable de Patrimonio del Obispado gaditano, José Carlos García, señaló que el proyecto de restauración ya está elaborado y que se está a falta de la licitación de obras y contratación de la empresa que lo realice.

En este sentido, manifestó que las obras podrían durar entre dos y tres años y advirtió de que ya se puede ir "con el tiempo justo", ya que al ser una restauración de un edificio en la que hay abundante patrimonio cultural los plazos pueden retrasarse por imprevistos que surjan.

Además, el responsable de Patrimonio del Obispado de la Diócesis de Cádiz y Ceuta destacó que la restauración del Oratorio servirá para poner en valor "una gran obra del barroco de gran pureza patrimonial".

Finalmente, el vicario de la diócesis señaló en cuanto a la Cofradía del Santísimo Cristo de las Aguas y Nuestra Señora de la Luz, cuya sede es el Oratorio, que permanecerán en él, por lo que "es otra de las dudas que se despejan". No obstante, indicó que mientras que dure la restauración del templo se tendrán que ubicar en una sede provisional en otra iglesia de la capital gaditana, aunque posteriormente volverán "sin mayor problema".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies