Desarticulada una red dedicada al tráfico de drogas y falsificación de monedas que operaba en Cádiz y Sevilla

Actualizado 30/07/2010 17:30:18 CET

La organización actuaba en connivencia con comercios y clubes de alterne y tenía una asesoría fiscal para blanqueo de capitales

CÁDIZ, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han culminado la tercera fase de la denominada operación 'Monchito' con la detención de 24 personas implicadas en una red delictiva dedicada al tráfico de drogas y la falsificación de monedas que operaba en varios municipios de la Sierra de Cádiz y Sevilla. La operación se ha saldado hasta el momento con un total de 37 detenidos en sus distintas fases.

Según indicó el Instituto Armado en un comunicado, la operación se inició cuando la Guardia Civil de Cádiz tuvo conocimiento de que en varios municipios de la sierra gaditana se estaba traficando con sustancias estupefacientes, en lo que se conoce como 'menudeo', así como a la falsificación de moneda y tarjetas de crédito.

Además, durante el transcurso de esta operación, los agentes llegaron a determinar que los jefes de esta organización se ubicaban en Sevilla, desde donde abastecían a los vendedores de menudeo.

Así, durante toda la jornada de este jueves agentes de la Guardia Civil de Cádiz y Sevilla culminaron la tercera fase de la Operación 'Monchito', en la que realizaron 16 registros domiciliarios simultáneos en las localidades de Jerez de la Frontera, Arcos de la Frontera, Villamartín, Puerto Serrano y El Bosque, así como en las poblaciones sevillanas de San Juan de Aznalfarache y Mairena de Aljarafe.

En total, en la tercera fase de la operación, fueron detenidas y puestas a disposición de la Autoridad Judicial 24 personas, todas ellas integrantes de una organización delictiva, a las que se les imputan los delitos de falsificación de moneda, falsedad documental, estafa, apropiación indebida, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública.

50.000 EUROS EN EFECTIVOS Y SEIS VEHÍCULOS DE ALTA GAMA

Durante el transcurso de los registros domiciliarios, los agentes de la Guardia Civil intervinieron 50.000 euros en efectivo, seis vehículos de alta gama, tarjetas de crédito falsificadas, muestras de billetes falsos de 50 euros y 20 euros, así como abundante documentación relacionada con los delitos investigados, especialmente pagarés de numerosas empresas.

La organización duplicaba tarjetas de crédito tipo Visa de ciudadanos extranjeros y, en connivencia con responsables de algunos comercios y clubes de alterne, le hacían un cargo de unos 30.000 euros por tarjeta. Esta trama contaba además con una asesoría fiscal para el blanqueo de capitales y estafas financieras, falsificando pagarés de empresas fantasmas para lucrarse de ello.

Hasta la fecha la Guardia Civil ha puesto a disposición de la Autoridad Judicial a 37 personas, aunque la investigación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas actuaciones en relación con esta operación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies