Desarticulada una red internacional de estafadores por Internet con la detención de 11 personas

Un Agente De La Guardia Civil Analiza Documentos De La Operacion Detroit
EUROPA PRESS/ GUARDIA CIVIL
Actualizado 28/04/2011 16:04:24 CET

ALGECIRAS (CÁDIZ), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil de Algeciras (Cádiz) han culminado la denominada 'Operación Detroit', en la que se ha detenido a once personas como presuntos integrantes y beneficiarios de una red internacional de estafadores por Internet, a través del método conocido como 'Phishing'.

Según ha explicado la Benemérita en un comunicado, la operación se inició a principios de verano de 2010, cuando se detectó un billete comprado fraudulentamente a través de Internet, utilizando una tarjeta de crédito fraudulenta, en uno de los ferrys que realizan el trayecto entre el puerto de Algeciras y Tánger (Marruecos).

Así, se montó un dispositivo encaminado a averiguar el paradero de los denominados "cerebros" de la organización, lo que se complicaba al utilizar éstos direcciones IP desviadas por programas anonimizadores a ciudades de Estados Unidos, Marruecos y Francia, así como a varios locutorios de la zona levantina y Este andaluza.

Finalmente, los principales responsables de la organización fueron detenidos en varios domicilios localizados en la provincia de Murcia, siendo el resto de los detenidos beneficiarios de estas actividades ilícitas, principalmente infractores de tráfico que aceptaron pagar sus multas utilizando tarjetas falsificadas.

MODUS OPERANDI

Los integrantes de esta red recababan información a través de correos electrónicos de usuarios de todo el mundo, separándolos por países, comunidades autónomas, etcétera. Luego, remitían correos a estos usuarios suplantando la identidad de las entidades bancarias o financieras, con un enlace en el que instan a modificar o comprobar sus claves de acceso y preguntas secretas.

Los datos eran remitidos a varias cuentas de correo electrónico a las que tenían acceso los miembros de la organización. Posteriormente, se los repartían y los utilizaban para realizar compras por Internet, pagos de multas de tráfico a la DGT, entre otras operaciones.

Una vez extraído el dinero, se lo repartían los cabecillas de esta red a través de giros postales para no dejar pistas de los envíos y beneficiarios, siendo las transferencias dirigidas a Marruecos, Francia y España.

Los especialistas en investigación tecnológica de la Guardia Civil están recuperando los datos personales y bancarios, perteneciendo la mayor parte de las víctimas a países europeos como Italia, Reino Unido y Francia.

Se han detectado "empresas tapadera" a las que ingresaban dinero los mismos cabecillas, así como datos de mas de 200 pasajeros beneficiarios de las compras efectuadas con tarjetas falsificadas y varias decenas de operaciones de pago de infracciones a la DGT. Todos ellos están siendo identificados y posteriormente imputados como presuntos autores de los delitos de estafa continuada y asociación ilícita.

La operación continúa abierta, no descartándose la detención e imputación de más personas relacionadas durante los próximos días.