Detenido tras conducir triplicando la tasa de alcoholemia y de manera temeraria por N-340 en Algeciras

Actualizado 12/09/2010 13:38:42 CET

Denuncian a otro conductor por superar la tasa de alcoholemia tras colisionar con bolardos en la calle Juan Morrison y resultar herido

ALGECIRAS (CÁDIZ), 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Algeciras (Cádiz) han detenido a primeras horas de la mañana de este domingo a una persona que conducía un turismo por la carretera N-340 en dirección a Algeciras, y que triplicaba la tasa de alcohol permitida, además de realizar maniobras temerarias, según ha informado en una nota la teniente de alcalde delegada de Protección Ciudadana, Cristina Garrido.

Los hechos se han producido minutos después de las 7,00 horas, después de que la Sala del 092 recibiese una llamada procedente de la zona de Pelayo en la que se alertaba que un vehículo circulaba en dirección a la ciudad de manera irregular, por lo que de manera inmediata se estableció un dispositivo policial para su localización e interceptación, hecho que se produjo minuto después a la altura de la rotonda de acceso al polígono industrial del Cortijo Real.

En el turismo viajaban cuatro personas, siendo su conductor, natural y vecino de Algeciras, sometido a la prueba de alcoholemia, que determinó que esta persona triplicaba la tasa permitida, por lo que fue detenido por un presunto delito contra la seguridad vial, procediendo también a la inmovilización del automóvil.

En otro servicio, a las 7,30 horas, otra patrulla de la Policía Local acudió a la calle Juan Morrison donde un vehículo que circulaba por la zona colisionó con los bolardos que protegen las aceras. Su conductor, que resultó herido de carácter leve, fue trasladado al hospital Punta de Europa y denunciado por superar la tasa del alcohol permitida.

Asimismo, a primeras horas de la mañana del domingo, agentes de la Policía Local y efectivos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz han actuado en la extinción de un pequeño incendio registrado en un antiguo local de ocio ubicado tras el edificio 'Plaza Alta' y que lleva varios años cerrado, que ha sido sofocado en pocos minutos sin mayores consecuencias.