Cuarenta detenidos por estafar 1,8 millones clonando tarjetas de crédito

Actualizado 22/06/2016 14:11:03 CET

CÁDIZ, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil, en el marco de la denominada 'operación Currusco', ha detenido a 40 personas por su presunta pertenencia a una organización criminal internacional dedicada a la clonación de tarjetas bancarias para realizar cargos en ellas y, posteriormente, adquirir bienes de alto valor y propiedades inmobiliarias en Nigeria. El dinero estafado asciende a más de 1.800.000 de euros.

   Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, ocho detenciones han sido practicadas en la provincia de Cádiz, 22 en la de Sevilla, cinco en Málaga, dos en Madrid, otras dos en Alicante y una en Valencia.

   Asimismo, se han practicado 15 registros domiciliarios en los que se han intervenido numerosos elementos para la falsificación de tarjetas de crédito y de documentos públicos, tarjetas bancarias clonadas y en blanco, clonadoras, abundante documentación, más de 45.000 euros en efectivo y se han inmovilizado numerosas cuentas bancarias y productos financieros.

   La operación se inició cuando la Guardia Civil detectó una serie de pagos fraudulentos realizados con tarjetas bancarias clonadas, que se habían realizado desde unas empresas ubicadas en la Sierra de Cádiz.

   Posteriormente, se localizó en la provincia de Sevilla a un grupo de personas que se desplazaban por toda la geografía que podrían estar creando empresas ficticias utilizando para ello identidades falsas para poder obtener los terminales de pago y realizar las estafas con las tarjeta de crédito clonadas.

   De manera paralela, los agentes constataron que la red estaba cometiendo estafas bancarias de grandes cantidades de dinero a empresas internacionales, utilizando para ello el denominado método de 'Phishing', que se basa en el envío de mensajes masivos, en los que se copia normalmente la interfaz de una entidad bancaria para solicitar las claves de acceso a las cuentas bancarias por lo que se procedió a la detención de los integrantes.

LA ORGANIZACIÓN

   El supuesto cabecilla, afincado en la zona del Levante, dirigía a todos los demás integrantes. Éste supuestamente contactaba con otros miembros en el extranjero y aportaba los medios necesarios para la comisión de los fraudes.

   Por debajo se encontraba un subjefe afincado en la zona de Sevilla, quien sería responsable de dirigir y contactar con otros miembros de la red tanto en territorio español como en el extranjero, encargándose de proporcionar las tarjetas, cuentas, etcétera.

   La red utilizaba como "mulas" a personas que facilitaban sus cuentas bancarias y de correo electrónico para mover el dinero estafado, llegando a crear empresas ficticias y sin actividad comercial alguna para obtener de las entidades financieras los terminales TPV, con los que luego se realizarían los cargos a las tarjetas clonadas.

   Los integrantes de la organización se hacían con la información de las tarjetas que iban a clonar y las volcaban en soportes de cualquier tipo, entre las que se incluían hasta las de fidelización de establecimientos comerciales, como gasolineras y supermercados.

   Posteriormente, pasaban directamente la tarjeta clonada en el datáfono. También utilizaban el método conocido como 'Punching', consistente en introducir manualmente la numeración de la tarjeta en el datáfono.

FALSA FUNDACIÓN DE AYUDA HUMANITARIA

   Asimismo, se ha podido constatar que la red habría creado de manera ficticia una fundación de ayuda humanitaria para la República Dominicana, que vendía unos supuestos bonos humanitarios.

   De la misma manera, ha apuntado que también se ha podido constatar que la organización preparaba una compra de material para realizar el denominado timo de los billetes tintados.

   Han sido necesarios hasta siete traductores de distintos dialectos africanos para desentrañar las conversaciones de la organización.

   La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, con el apoyo del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS-2) de Sevilla, siendo tutelada por la titular del Juzgado Mixto número uno de los de San Fernando, en colaboración con la Fiscalía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies