Educación ejecutará la sentencia que obliga a tres alumnos a abandonar el Colegio San Felipe Neri

Actualizado 15/03/2013 18:52:40 CET

CÁDIZ, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de Educación ha asegurado que se ve "obligada", dentro de la legalidad vigente, a ejecutar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) del 13 de diciembre de 2012 que obliga a tres alumnos de segundo curso de Primaria del Colegio San Felipe Neri a abandonar el centro porque no cumplían los requisitos de acceso, después de pedir los padres de los menores el aplazamiento de su ejecución.

Fuentes de la citada Delegación han señalado a Europa Press que vienen recibiendo sentencias del TSJA desde principios de este curso e incluso a finales del curso pasado. Apuntan que todas estas sentencias, "que rondan el medio centenar en toda la provincia en lo que va de curso", han sido favorables a la Administración que, "de forma obligada", las ha ido ejecutando "con la discreción también obligada que estos casos requieren, y teniendo en cuenta los intereses pedagógicos del menor, siempre en los límites que la legalidad vigente permite".

En el caso concreto de las sentencias que afectan al Colegio San Felipe Neri, subrayan que se da la circunstancia de que los padres tienen conocimiento de dicha sentencia "mucho antes que la Administración". En concreto, aseguran que la sentencia del TSJA es del 13 de diciembre de 2012, pero que llega a la delegación "el 22 de febrero de este año".

Así, han recordado que en el tiempo que va de una a otra fecha, los padres, "conociendo el tenor de la sentencia", interponen ante los tribunales un "incidente de ejecución de sentencia" que ha sido respondido el pasado 7 de marzo por medio de una auto en el que se indica que no es posible parar la ejecución de dichas sentencia.

La Delegación, que ya había dictado resolución en ese sentido, se ve así obligada a la ejecución de la sentencia, aunque "tratará de velar por el interés pedagógico del alumnado afectado". En este sentido, ponen de manifiesto que fueron los propios padres de estos alumnos los que iniciaron el proceso judicial "que ahora concluye" en el ejercicio de su responsabilidad.

MORENO: "NO MERECE LA PENA COMETER FRAUDE"

La consejera de Educación, Mar Moreno, que ha sido preguntada por este caso durante una comparecencia en Sevilla, ha asegurado que aunque no conoce el caso concreto, desde la Junta de Andalucía "siempre se actúa con total sujeción a las leyes", añadiendo que las sentencias "hay que cumplirlas" aunque "si es en una fecha o en otra lo suelen arbitrar los centros".

En su opinión, con casos como este "se demuestra una vez más que no merece la pena cometer fraude a la hora de escolarizar a los niños, porque una sentencia termina causando un daño mucho mayor".

"Lo mejor es hacer las cosas bien para evitar todos estos traumas que se producen en los procesos de escolarización", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies